El turismo en España sigue imparable: en enero crecen el 11,2% las llegadas

España recibe en enero a 3,5 millones de turistas internacionales. Se disparan las llegadas de viajeros por negocios

Turistas en el centro de Madrid. Jaime Villanueva / EFE Vídeo

España ha comenzado el año batiendo otro récord turístico. En enero, uno de los meses tradicionalmente de temporada bajada en España (a excepción de Canarias) llegaron 3,5 millones de turistas, un 11,2% más que en el mismo mes de 2015. El ascenso llegó sobre todo de la mano de los británicos, que viajaron a España un 16,% más que un año antes, y de los franceses, que elevaron sus visitas un 8,5%. Canarias fue el principal destino elegido por los visitantes. Además, en enero se disparan las visitas por motivos de negocios con respecto a 2014.

El mes pasado llegaron en total a España 706.275 turistas británicos, lo que significa que dos de cada diez viajeros extranjeros eran de esta nacionalidad. Francia y Alemania son los siguientes países de residencia más importantes del conjunto de turistas. De Francia vinieron 473.225 (un 8,5% más) y de Alemania, 460.117 turistas (un 0,3% menos que en enero de 2015).

Aunque estos tres mercados son todavía los grandes nichos del turismo español, el mes pasado hubo nacionalidades con poco peso en la cuenta final pero que experimentaron crecimientos muy llamativos. Así, los turistas procedentes de Suiza crecieron el 36,7%. Los de Irlanda, un 23,3%. Por el contrario, dos de los grandes emisores de los últimos años pierden fuelle: los turistas procedentes de Estados Unidos disminuyen un 9% y los de Rusia bajan un 2,5%.

Las visitas de negocios se disparan y triunfan las escapadas

El ocio, recreo y vacaciones es, como cada mes, el motivo principal del viaje de los extranjeros a España (2,6 millones de turistas). Sin embargo, son los viajes de negocios los que viven una explosión: por este motivo llegaron 347.640 turistas, un 21,9% más en tasa anual. Por "otros motivos" (esta medición se realiza mediante una encuesta que incluye también esta tercera opción) llegaron 532.407, un 61,9% más.

La duración de la estancia de cuatro a siete noches es la mayoritaria en enero, con 1,5 millones de turistas y un crecimiento anual del 19%. Pero el segmento de turistas de mayor crecimiento es el que elige una duración de dos a tres noches (las escapadas suben un 24%), mientras que los turistas que eligen estancias de o8 a 15 noches descienden el 5,7%.

Canarias, la reina del invierno

Canarias es el destino principal de los turistas en enero, y acumula casi tres de cada diez llegadas de extranjeros el primer mes del año. Los siguientes destinos en importancia son Cataluña (21,2% del total) y Andalucía (14,7%). A Canarias llegan más de un millón de turistas, cifra similar a la de enero de 2015. En esta comunidad los principales países de residencia son Reino Unido (29,9% del total) y los países nórdicos (24,9%).

El número de turistas que visitó Cataluña aumentó un 16,1%. Estos turistas proceden, en su mayoría, de Francia (24,8% del total). En Andalucía el número de turistas crece un 20,6% en tasa anual. Reino Unido es el primer país de origen en esta comunidad (24,8% del total) y Francia el segundo (13,4%). En el resto de comunidades con mayor llegada de turistas se registran aumentos del 21,2% en Comunidad Valenciana, del 13,7% en Comunidad de Madrid y del 12,2% en Baleares.

La mayoría, en avión y a hoteles

La vía aérea es la más utilizada por los turistas que visitaron España en enero, con 2,9 millones, un 12,8% más que en el mismo mes de 2015. En parte, la subida va muy vinculada a que, británicos, irlandeses y suizos son los que más aumentan sus visitas. Las llegadas en tren mejoran el 5,6%. El mayor ascenso se registró en los puertos (crecen un 21,2% las subidas), si bien, es todavía una vía de acceso limitada, con 97.842 turistas el mes pasado.

Los turistas de enero optan más por alojamientos tradicionales de pago, que crecen un 11,4% hasta 2,4 millones de clientes. Dentro de este tipo, el alojamiento hotelero crece un 13,2%, mientras que la vivienda en alquiler desciende un 14,7%. En cuanto al alojamiento de no mercado, aumenta un 11,0%. Los turistas alojados en vivienda de familiares o amigos aumentan un 14,9% (hasta 663.834) y los que usan vivienda en propiedad crecen un 11,0%.