Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
DAN SCHULMAN Presidente de PayPal

“Pasará mucho tiempo hasta que el efectivo desaparezca”

"El móvil será el centro de nuestra vida financiera y construiremos una multiplataforma neutral de pagos digitales"

Dan Schulman se estrenó en el Mobile World Congress. Tomó las riendas de PayPal, el gigante estadounidense de pagos electrónicos, tras su separación de eBay. Exdirectivo de American Express y consejero de Symantec, tiene muy clara su estrategia: “Ya no somos solo un botón en una página web. Somos un proveedor global de servicios financieros en el móvil, las tabletas y el ordenador. Fácil de usar, seguro y, sobre todo, más económico”. La compañía ha anunciado varios acuerdos con operadoras y nuevas —o mejoradas— funcionalidades estos días. Por ejemplo, Vodafone ya permite los pagos Visa contactless a través del móvil en tiendas, restaurantes y otros comercios minoristas, con cargo a la cuenta PayPal. Schulman lo probó en un bar barcelonés. “Fue fantástico. No tienes ni que abrir el teléfono. Lo acercas al datáfono y listo. Si el terminal está apagado también funciona. Con un toque, la transacción se realiza”.

Pregunta. ¿Cómo pagaremos en el futuro?, ¿desaparecerán monedas y billetes?

Respuesta. Pasará mucho tiempo hasta que el dinero en efectivo desaparezca. Ha estado aquí miles de años. Los que lo predicen están equivocados. Sin embargo, no hay duda de que el dinero se está digitalizando. El número de cheques se ha reducido drásticamente en los últimos cinco años. Pero el 85% de las transacciones mundiales son todavía en efectivo. Hay una gran oportunidad para convertir el dinero en digital, que es más eficiente, genera menos pérdidas, es más rápido y más económico. Sin embargo, el cambio costará porque depende de la penetración del móvil.

P. ¿El móvil es el enlace entre ambos mundos?

R. Exactamente. El móvil difumina las diferencias entre el mundo online y el offline. Será el centro de nuestra vida financiera. Por eso nuestra estrategia es construir una multiplataforma neutral de pagos digitales. El objetivo es que nuestros clientes no utilicen el móvil como una barrera, sino que piensen el valor que pueden obtener con él. Una idea que compartimos con nuestros socios: las operadoras, pequeños y grandes comercios, bancos, medios de pago y grandes empresas de Internet.

P. ¿No son sus competidores?

R. Son más socios que competidores. La gente no se puede llegar a imaginar lo oblicua que es nuestra tecnología. Además, nunca es bueno apostar por una única tecnología. Apoyamos NFC, los códigos QR o de barra… Nuestra plataforma es agnóstica respecto al sistema operativo o punto de venta final. PayPal quiere democratizar el dinero, que sea fácil saltar del mundo físico al digital y que el consumidor tenga la posibilidad de elegir su forma de pago. Uno quiere con la tarjeta, otro a través de su cuenta bancaria, un tercero con bitcoins. Ya se puede pagar a través del Messenger de Facebook, sin salir de la aplicación, con cargo directo a la cuenta de PayPal. Y en el caso de Apple, el 50% de las firmas que lanzaron cuando anunciaron su servicio estaban integrados en PayPal.

P. Desde que se separaron de eBay sus ingresos casi se han triplicado. ¿A qué se debe?

R. En el último trimestre de 2015, la cifra de negocio fue de 2.500 millones, un 27% más. Nuestras prioridades están claras. Ya no somos un botón en una página web sino una plataforma global de servicios financieros digitales. Ahora podemos establecer colaboraciones con socios que, siendo parte de eBay, antes eran complejas. Muchos comercios, mayoristas o minoristas, desconfiaban de nuestra neutralidad. Por ejemplo, el gigante chino del comercio electrónico Alibaba, con el que tenemos un acuerdo.

P. ¿El divorcio ha sido traumático?

R. La separación fue muy amistosa. eBay sigue siendo uno de nuestros grandes clientes.

P. ¿Qué porcentaje de los 9.240 millones de euros de ingresos corresponde a eBay?

R. El 19%. Mientras el crecimiento anual en eBay es del 4%, en el resto es del 16%. Y solo en el móvil, del 46% año tras año. Mientras el negocio con eBay decrece, el resto aumenta. El año pasado realizamos 4.900 millones de transacciones, 1.400 millones a través del móvil.

PayPal tiene 180 millones de consumidores registrados. De media, pagan a través de su plataforma 27 veces al año. También estamos interesados en los 2.000 millones de personas que viven ajenos al sistema financiero tradicional. Por vivir al margen, gastan el 10% de sus ingresos en comisiones e intereses innecesarios, porque operan con compañías que viven en las sombras del sistema, que les cargan exorbitantes intereses. Pero hoy en día tienes el poder de un banco en la palma de tu mano. Y si puedes utilizas el software para volver a imaginar las transacciones financieras más básicas, puedes ofrecer a quien ha sido rechazado por la banca, servicios más rápidos y seguros y, sobre todo, más económicos.

P. ¿PayPal lo hace?

R. En vez de basarnos en el sistema de evaluación de riesgo financiero tradicional, PayPal utiliza el análisis de datos para conceder préstamos a quienes jamás lo habrían obtenido. En EE. UU. hemos realizado 1.000 millones de estos préstamos y el 25% son a pymes, que han incrementado, de media, un 20% sus ventas. De ellas, un 3% había sido rechazada por al menos 10 entidades bancarias, en ciudades con niveles de ingresos por debajo de la media nacional. Analizando y usando los datos de otra manera, puedes volver a imaginar el dinero. En el Mobile hablamos, y mucho, de posibilitar el acceso de todos ellos al sistema utilizando datos y software.