España lidera las exportaciones mundiales de vino, pero vende barato

Los caldos españoles se comercializan a precios muy bajos. Francia e Italia hacen más negocio pese a que exportan menos producto

España lideró en 2015 las exportaciones mundiales en el sector del vino con unas ventas de casi 24 millones de hectolitros y 2.638 millones de euros, un nuevo récord. Con estas cifras, se superan ampliamente los menos de 20 millones de hectolitros exportados por Italia y los casi 15 millones de hectolitros de Francia, segundo y tercer exportador mundial respectivamente. Sin embargo, en términos de valor, España sigue muy lejos de los más de 8.000 millones de Francia o los más de 5.000 de Italia. La razón: el precio medio de venta español es de solo 1,10 euros por litro, un 2,9% menos que en 2014.

El precio medio de venta español es de solo 1,10 euros por litro, un 2,9% menos que en 2014

Para el responsable del Observatorio Español de los Mercados del Vino, Rafael del Rey, se trata de una situación de deterioro que el sector debe superar con un mayor impulso a las exportaciones de vinos envasados y con algún tipo de denominación de origen o varietal en los graneles, siguiendo la política seguida por los viticultores italianos.

Francia, primer cliente

Sobre unas exportaciones totales de vinos tranquilos (obtenidos mediante la fermentación natural del mosto o zumo de la uva) de 23,96 millones de hectolitros, las ventas de caldos envasados suponen casi ocho millones de hectolitros, un 6,7% más que en el ejercicio anterior, mientras en valor amentan un 5,7% hasta los 1.611 millones de euros. El precio medio los vinos envasados se elevó hasta los 2,03 euros litro tras caer un 1%. Por su parte, los vinos a granel ascendieron a 12,9 millones de hectolitros (+9,6%) y un valor de 503 millones de euros (-0,2%). El precio medio de todo este tipo de oferta se situó solamente en 0,36 euros por litro (-8,5%). Los vinos envasados suponen el 33% de las ventas en volumen y el 61% de los ingresos y los graneles el 58% del volumen, pero solo el 20% de los ingresos.

Por países, Francia se consolida como el primer país importador de vino español con 6,5 millones de hectolitros de los que 5,02 millones son graneles a una media de 0,32 euros litro y que se comercializan, bien en ese mercado como vino de mesa indicando su origen como vino comunitario y en ocasiones como vino español, bien para sus exportaciones. Alemania es el segundo con 4,2 millones de hectolitros de los que 2,5 son graneles a 0,30 euros el litro e Italia es el tercero con 2,7 millones de hectolitros de los que 1,1 son graneles a 0,34 euros por litro.