Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Telefónica mantiene litigios fiscales en Brasil por 2.750 millones de euros

La empresa advierte de que no hay provisiones reservadas para estos asuntos, ya que el riesgo de que den lugar a pasivos exigibles “no es probable”

Telefónica mantiene una serie de litigios tributarios en Brasil sobre los impuestos directos e indirectos que se están dirimiendo en distintos procedimientos administrativos y judiciales por un importe total de 11.900 millones de reales (2.750 millones de euros), según ha comunicado la compañía en su informe anual correspondiente al ejercicio 2015 ante la Securities and Exchange Commission (SEC) estadounidense.

Entre esos conflictos se incluyen una serie de recursos relativos al ICMS (un impuesto similar al IVA, que grava los servicios de telecomunicaciones) por la disputa que mantiene la compañía con las autoridades tributarias brasileñas a propósito de las partidas que deben estar sujetas a liquidación de este impuesto.

En 2015, las autoridades fiscales se embarcaron en una nueva ronda de inspecciones exigiendo que se sometan a tributación de ICMS las penalizaciones cobradas a los clientes en caso de incumplimiento, la publicidad en Internet, servicios de valor añadido, y alquiler de módems.

No obstante, la multinacional que preside César Alierta advierte de que no hay provisiones reservadas para estos asuntos, ya que el riesgo de que den lugar a pasivos exigibles “no es probable”, puesto que según informes de expertos independientes esos servicios no están sujetos a ICMS.

Respecto a los conflictos con la Agencia Tributaria española, en julio de 2015 se completaron las inspecciones fiscales para todos los impuestos desde 2008 a 2011, con la firma favorable de la compañía de ciertas liquidaciones del impuesto sobre sociedades. Esto dio lugar a un gasto por importe de 206 millones de euros, aunque no supuso salida de caja por el pago de impuestos, ya que la liquidación fue compensada con pérdidas fiscales no utilizadas. La empresa recurrió ante el Tribunal Económico-Administrativo contra el tratamiento fiscal de los intereses sobre el capital propio en forma de dividendos, y los criterios que se utilizan para evaluar las pérdidas fiscales en el periodo citado.

En cuanto a la inspección de los años desde 2001 a 2004, el Tribunal Supremo emitió un fallo en 2015, con la aceptación de las bases imponibles negativas generadas por el grupo en relación con la transferencia de ciertas partidas en Tele Sudeste, Telefónica Móviles México y Lycos como deducibles de impuestos, y el rechazo de los demás contenciosos. Esto ha dado como resultado el reconocimiento de un gasto por impuestos de 49 millones de euros en los estados financieros de 2015, pero se han aplicado también pérdidas fiscales para compensar este pago.