Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La firma de Warren Buffett ganó un 21% más en 2015

El inversor Warren Buffett ofrece una visión optimista de la economía estadounidense que contrasta con la de los aspirantes a la Casa Blanca

Warren Buffett reposa tranquilo bajo la sombra de los árboles que plantó durante las últimas cinco décadas. Berkshire Hathaway, el vehículo financiero a través del que hace sus inversiones, cerró el ejercicio con un beneficio neto de 24.080 millones de dólares. Es 21% más que en 2014 pese a que compañías como American Express, Walmart, IBM y BNSF lastraron un 12% la capitalización del conglomerado fundado por el oráculo de Omaha.

La publicación de los resultados fue acompañada por la carta anual a los accionistas de Berkshire. El inversor más reputado de Wall Street muestra una visión optimista de la economía estadounidense, al decir que "los niños que están naciendo ahora son los más afortunados en la historia del país". Es una reflexión que contrasta con la negatividad que domina entre los políticos en el arranque de la campaña electoral en EE UU.

Warren Buffett apuesta públicamente por la demócrata Hillary Clinton en su aspiración a ser la presidenta en las elecciones que se celebrarán el primer martes de noviembre en EE UU. La valoración del inversor contrasta con el “volver a hacer grande América” del lema de campaña de Donald Trump, que lidera ahora la carrera hacia la Casa Blanca en el lado republicano.

Warren Buffett: "No hay necesidad de hacernos llorar por los niños del mañana"

“Los candidatos no pueden parar de hablar de los problemas del país”, menciona en la misiva publicada este sábado, “como resultado, muchos estadounidenses creen que sus hijos no vivirán tan bien como ellos. No hay necesidad de hacernos llorar por los niños del mañana”. Buffett considera que incluso creciendo por debajo de su potencial, el ritmo actual (2,4% en el ejercicio 2015) es suficiente para mejorar la vida de los estadounidenses.

Buffett recuerda que siempre fue un error jugar contra EE UU. "Y ahora no es el momento para hacerlo", repite haciendo causa por un futuro brillante del país. Sí admite que aunque "la tarta que tendrán que repartirse" los estadounidense es mayor, el cómo se divide será motivo de confrontación. Los incrementos logrados del lado de la productividad durante los últimos año, señala, "beneficiaron mayormente" las rentas más altas.

Más compras

La cartera de propiedades de Berkshire Hathaway incluye compañías que están presentes en el 98% de la economía, como Coca-Cola, AT&T, Wells Fargo, Goldman Sachs, Heinz, Kraft y Geico. El año pasado sumó al grupo Precision Castparts, su mayor adquisición. Buffett dispone de 61.000 millones en efectivo para realizar grandes compras. Pero también se interesa por pequeñas compañías. Así realizó 29 adquisiciones en 2015 que complementan.

El rendimiento bursátil de Berkshire Hathaway fue peor el año pasado que el del índice S&P 500, que perdió algo menos de un 1%. El valor de la cartera del conglomerado, sin embargo, subió un 6%. Warren Buffett vuelve a demostrar con estos resultados que la elección de sus inversiones suele ser más acertada que la de otros gestores de fondos más agresivos, como Carl Icahn.

La carta anual de Warren Buffett a los accionistas se discutirá el próximo 30 de abril en la junta general que se celebrará en Omaha, considerada como el Woodstock del capitalismo. La cita anual congrega a 40.000 fieles llegados de todo el país. En esta ocasión, el evento se emitirá por primera vez por Internet. “Hemos decidido entrar finalmente en el Siglo Veintiuno”, comenta el inversor.