Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Las hipotecas contratadas suman su segundo año al alza y en 2015 crecen casi un 20%

Las entidades financieras concedieron 244.827 préstamos nuevos para la compra de una vivienda, muy lejos de los 1,3 millones suscritos en 2006

: En 2015 se firmaron 244.827 contratos.

La contratación de hipotecas para la compra de viviendas en España registró durante el año 2015 el segundo incremento tras seis años de caídas anuales consecutivas. Las entidades financieras concedieron 244.827 hipotecas nuevas, lo que supone un 19,8 % más que las firmadas en 2014 (204.302 contratos que supusieron un tímido incremento del 2,3), según los datos provisionales publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Solo en diciembre de 2015 se constituyeron 19.362 nuevos créditos para adquirir una casa, un 21,1 % más que en el mismo mes de 2014.

El grifo hipotecario parece aflojarse, al tiempo que aumentan las compraventas y los precios comienzan a subir tímidamente. Aún así, los préstamos suscritos están a años luz de los concedidos en el año 2006, cuando se alcanzó la cifra de 1,3 millones de hipotecas, esto es, a diario se firmaban más de 3.600.

También fue más alto el importe medio solicitado a las entidades financieras en el conjunto de 2015. La media contratada fue de 105.931 euros, un 3,6 % más que el año anterior. El capital prestado total alcanzó los 25.934 millones de euros, un 24,1% más interanual, de los que 2.088 millones se concedieron solo en diciembre.

“Los datos confirman el cierre del segundo año consecutivo de recuperación del mercado hipotecario, donde hemos sido testigos de cuatro tendencias fundamentales: el incremento de número de operaciones formalizadas, la subida del importe medio, la caída del tipo de interés - en parte por la caída del euríbor y en parte por la presión sobre los diferenciales de la mayor competencia de los bancos - y del incremento de hipotecas formalizadas a tipo fijo, aunque las variables siguen representando la mayoría de las nuevas hipotecas”, opina Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista. De hecho, el 90,2% de las hipotecas constituidas el pasado mes de diciembre utilizó un tipo de interés variable, frente al 9,8% de tipo fijo. El euribor es el tipo de referencia más utilizado en la constitución de hipotecas a interés variable, en concreto figura en el 89,8% de los nuevos contratos. De las 11.460 hipotecas con cambios en sus condiciones, el 42,9% se deben a modificaciones en los tipos de interés. Después del cambio de condiciones, el porcentaje de hipotecas a interés fijo aumenta del 4,7% al 5,6%, mientras que el de hipotecas a interés variable disminuye del 94,3% al 93,3%.

No obstante, cada vez son menos los particulares que solicitan cambios en sus hipotecas, debido al abaratamiento sin precedentes de las mismas gracias a un euribor en negativo. El tipo de interés medio, al inicio, para las hipotecas constituidas sobre viviendas es del 3,37%, un 3,5% inferior al registrado en diciembre de 2014.

El número total de hipotecas con cambios en sus condiciones inscritos en los registros de la propiedad en el año 2015 fue de 180.007, lo que supuso un descenso anual del 16,5%. Atendiendo a la clase de cambio de condiciones se registraron 143.237 novaciones (o modificaciones producidas con la misma entidad financiera), con un descenso del 16,9%. El número de operaciones que cambió de entidad (subrogaciones al acreedor) disminuyó un 11,6% y el número de hipotecas en las que cambió el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor) se redujo un 25,9%.

Las comunidades con mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas durante el año 2015 fueron Andalucía (45.971), Comunidad de Madrid (42.382) y Cataluña (38.583). Las regiones en las que se prestó más capital fueron Comunidad de Madrid (6.233 millones de euros), Cataluña (4.640 millones) y Andalucía (4.159 millones). Las comunidades con las mayores tasas de variación anuales del número de hipotecas sobre viviendas fueron Baleares (41,4%), Cataluña (25,9%) y Cantabria (24,9%). Por su parte, las que presentaron las menores tasas fueron Navarra (2,5%), Castilla y León (8,9%) y Principado de Asturias (11,8%).

Respecto al total de fincas hipotecadas, de acuerdo con los datos del INE durante 2015 el número de hipotecas sobre inmuebles rústicos y urbanos (también se incluyen las viviendas) se incrementó un 17,1% respecto a 2014, hasta un total de 369.588, su primer repunte desde el año 2006. El capital de los créditos hipotecarios concedidos aumentó un 16,2% en el conjunto del año pasado, hasta superar los 47.756 millones de euros, en tanto que el importe medio de las hipotecas constituidas sobre el total de fincas descendió un 0,8% y sumó 129.214 euros.

 

Más información