Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La deuda de las empresas cotizadas aumenta un 4,5% y crecen las plantillas

La empresa que más aumentó su endeudamiento financiero el pasado año fue Repsol

Si la espada de Damocles para los Estados durante la peor fase de la crisis fue la prima de riesgo, en el caso de las compañías el termómetro del miedo de los inversores fue la deuda financiera neta. Tras una larga fase de austeridad, caracterizada por la venta de activos para reducir el peso del balance, las compañías del Ibex 35 aumentaron su endeudamiento en 2015 por segundo año consecutivo.

En concreto, los compromisos financieros a 31 de diciembre pasado de los grupos del índice selectivo que ya han presentado las cuentas (faltan las cifras de ArcelorMittal, Acciona, Acerinox, FCC, Grifols, Inditex, Indra, Merlin y Técnicas Reunidas) ascendía a 184.687 millones de euros. Esta cantidad supone un aumento del 4,5% respecto a la deuda de 176.743 millones que tenían en el mismo periodo de 2014.

Como el resultado de explotación del Ibex se contrajo el pasado curso, el aumento de la deuda tiene un impacto todavía mayor en el nivel de apalancamiento de las compañías. Mientras que en 2014 la relación entre el flujo de caja de las empresas y la deuda era de solo 3,73 veces, en el caso de 2015 la relación es de 4,21 veces.

La empresa que más aumentó su endeudamiento financiero el pasado año fue Repsol. Los compromisos de la firma petrolera al cierre del ejercicio sumaban 11.934 millones, seis veces más que en 2014. Este fuerte aumento de la deuda se debe fundamentalmente a la compra de la petrolera canadiense Talisman.

La segunda empresa que más elevó su deuda fue Telefónica. La operadora cerró 2015 debiendo 49.921 millones, un 10,7% más. El incremento se debió fundamentalmente a las mayores inversiones, pago de dividendos y compromisos en materia laboral. El ratio deuda sobre beneficio bruto operativo (Oibda) de Telefónica es de 2,91 veces, aunque si se tiene en cuenta la ejecución de la venta de O2, se reduciría a 2,38 veces.

En tercer lugar se sitúa Iberdrola. La eléctrica debe 28.067 millones, un 9,5% más que en diciembre de 2014. El aumento de los compromisos en el caso de la eléctrica se deben fundamentalmente a la integración de la compañía estadounidense UIL Holdings Corporation.

En el lado contrario, la compañía del Ibex que más redujo su endeudamiento en 2015 fue Sacyr. La constructora acabó el año con un pasivo de 4.180 millones, es decir, 2.157 millones menos que un año antes. El recorte de la deuda se debió fundamentalmente a la venta de su filial Testa a Merlin Properties por 1.793 millones.

Otras dos constructoras, Ferrovial y OHL, se situaron detrás de Sacyr en cuanto a la rebaja de su deuda. Entre los valores del Ibex 35 que tienen una posición neta de tesorería (lo contrario a la deuda), destaca el caso de Gamesa, que terminó el curso con una caja de 300 millones, el doble que un año antes.

Contratación

La mejora del entorno económico se nota en el empleo. En el caso de los grupos del Ibex 35 que ya han presentado sus cuentas anuales el número de trabajadores creció un 3,63% el pasado curso. Al cierre del ejercicio 2015 los grandes grupos cotizados daban empleo a 1,12 millones de personas. Por géneros, el aumento de las contrataciones se notó sobre todo entre las mujeres. Los hombres que trabajan para grupos del Ibex aumentaron sólo un 1,4%, y suponen el 55% del total. Por su parte, las mujeres contratadas aumentaron un 7,8%.

La plantilla media de ACS se recortó en un 9% el pasado año, aunque se debió fundamentalmente a que se dejaron de contabilizar algunas filiales que se vendieron. A pesar de ello, el grupo constructor es la compañía del Ibex con un mayor número de trabajadores: 197.651 personas. Tras la empresa que preside Florentino Pérez se sitúan el Banco Santander con 189.463 empleados y el BBVA (137.698).

La empresa donde más aumentó la plantilla el pasado año fue Gas Natural (45%), seguida por Banco Sabadell (23%) y Repsol (13%). En todos los casos el fuerte aumento de trabajadores se debió a la incorporación al perímetro de consolidación de los empleados de las empresas adquiridas en 2015: Compañía General de Electricidad (Gas Natural), TSB (Sabadell) y Talisman (Repsol).