Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los chinos son los que más valoran la cortesía al elegir un destino turístico

El 71% de los visitantes internacionales consideran la hospitalidad un factor clave para la elección de sus vacaciones

Confianza, eficiencia y seguridad son criterios que pueden pesar más que el precio para atraer a un turista extranjero. Esta es la conclusión de una encuesta a 500 turistas extranjeros elaborada por ESADE, que señala que el 71% de visitantes preguntados considera la hospitalidad y la calidad del servicio un factor clave para la elección de sus vacaciones, ya sean urbanas o de compras. Por nacionalidades, los turistas chinos son los más sensibles a la amabilidad y la atención recibida durante su estancia, seguidos por rusos y franceses.

La hospitalidad engloba dos conceptos: el primero incluye elementos como el entorno agradable, la acogida, la seguridad o el transporte; y el segundo valora la confianza, la eficiencia, el espacio confortable o el factor sorpresa, sostiene el informe Hospitalidad en Barcelona y La Roca Village, elaborado por ESADE y La Roca Village, que subraya como los destinos turísticos y las empresas que aplican este criterio en su modelo de negocio obtienen mejores resultados a todos los niveles.

La hospitalidad tiene un “elevado impacto económico” sobre todo en el ámbito del turismo urbano, concluye el informe. Elementos como la confianza, los tiempos de espera y la calidad del servicio, todos conceptos intangibles, se traducen en un incremento del gasto de los clientes, explican desde ESADE. El informe confirma que cuando los visitantes realizan un desembolso elevado en compras, también contribuyen a un mayor consumo en sectores como el alojamiento, el ocio o la restauración.

La cordialidad como atracción turística

En cuanto a nacionalidades, los visitantes de China son los que más valoran la amabilidad en la oferta de un destino turístico. Les siguen los rusos, los franceses y los visitantes de Oriente Medio. Por edades, los turistas jóvenes son los que más aprecian (en un 34%) la amabilidad como criterio de valoración de un destino turístico, seguidos de los turistas de entre 31 y 40 años, con un 33%, y los de 41 a 50 años, con un 18%. Los hombres son en mayoría quienes consideran la hospitalidad un criterio para ir, volver o aconsejar en determinado lugar como destino turístico.

"Un servicio turístico no se mide únicamente por su bajo precio", explica el profesor Valls, uno de los autores del estudio. Existen otros factores, como la cordialidad, la eficiencia, la rapidez del servicio, que pesan en la capacidad de atracción turística.

“Hemos entrado en la era de la hospitalidad. Las empresas que la incluyan en sus prácticas y en su concepto de negocio mejorarán el tiempo de espera de sus clientes y éstos le remunerarán con gastos de promedio muy superiores a los de otras empresas”, considera el director del estudio y Catedrático de Marketing de ESADE, Josep-Francesc Valls.

¿Cuánto vale el turista chino?

"Cada vez que un turista de nacionalidad china entra en una tienda se deja una media de 1.000 euros", señala un estudio del portal Global Blue, especializado en turismo de compras. Este visitante es responsable de casi seis de cada diez euros de los que ingresan anualmente los comercios españoles por compras de turistas extracomunitarios, según datos del portal, lo que certifica la importancia para la industria hotelera y de comercio al pormenor captar y fidelizar a este cliente.

Global Blue destaca que los turistas de nacionalidad china valoran más que otros colectivos la cortesía durante sus viajes. Para un vendedor español lo más importante es entrar en una red de contacto con los operadores turísticos, para darse a conocer al cliente chino directamente en su país. Además, se aconseja respetar sus hábitos culturales, como no mirar directamente en los ojos o evitar el contacto físico.