Selecciona Edición
Iniciar sesión
IPC

Los precios acentúan su caída en febrero por los alimentos y la gasolina

La inflación vuelve a ahondar las tasas negativas y el IPC marca en febrero el -0,8%. Es su nivel más bajo desde septiembre de 2015

Los precios han bajado un 0,8% este mes de febrero, según estima el IPC adelantado de este mes que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE). Acentúan así su caída al mayor ritmo desde septiembre de 2015. A pesar de que terminaron el año estables, lejos de normalizarse, la inflación ahonda en sus tasas negativas, esta vez empujado por el precio de la gasolina, pero también por la bajada de alimentos y las bebidas no alcohólicas.

El dato que publica hoy el INE es solo una avance, por lo que no incluye el detalle que permita saber qué productos concretos son los que más arrastran la inflación a la baja. "Este descenso se explica, principalmente, por la bajada de los precios de los carburantes (diésel y gasolina) y los alimentos y bebidas no alcohólicas", resume el instituto estadístico.

Los precios en España vivieron un rápido descenso a finales de 2014, hasta marcar el 1,3% en enero de 2015. Tras comenzar a recuperar terreno, volvieron a tasas positivas en verano. Fue solo un espejismo, y la bajada de la energía los devolvió de nuevo al terreno negativo durante el invierno pasado. El 2016 comenzó también con descensos del IPC, aunque más leves. Pero en febrero toman fuerza.

En cuanto a la variación anual del IPC Armonizado —que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona euro— el indicador adelantado ha bajado el 0,9% en febrero respecto al mismo mes del año anterior, después de que en enero descendiera el 0,4%.

Las tasas negativas de inflación de España no son una excepción entre los socios del euro. La eurozona terminó enero con una inflación media del 0,3%. Pero en algunos países los precios bajan ya más de un punto con respecto al año anterior. es el caso de Polonia (-1,7 %), Rumanía (-1,5 ) y Chipre (-1,1 %). Las tasas más elevadas se dieron en Bélgica (1,8%), Austria (1,4%) y Suecia (1,3%). El 2015 terminó con una tasa de inflación en la eurozona del 0,2%, muy lejos del objetivo que tiene marcado el Banco Central Europeo, cuyo mandato indica que debe situarse "por debajo pero cerca del 2%". La situación de los precios pone presión sorbe este organismo, para que active más medidas que normalicen la situación de la inflación.

Más información