Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Bayer logra un beneficio de 4.110 millones en 2015, un 20% más

Estos números permiten a la farmacéutica mantener la política de subir el dividendo

La química Bayer tuvo un buen año en 2015. Sus beneficios crecieron un 20% respecto al ejercicio anterior. Llegaron a 4.110 millones de euros. El incremento está en consonancia con el aumento de sus ingresos globales, 46.324 millones, un 12,1% más que en 2014. "Ha sido otro año récord para Bayer", ha resumido el consejero delegado de la empresa, Marjin Dekkers, en su última presentación de resultados, ya que en la próxima junta general de accionistas su cargo pasará a ocuparlo Werner Baumann, anterior jefe de finanzas y desde enero directo de Estrategia de la firma farmacéutica.

Antes de pagar impuestos y descontar las amortizaciones, el Ebitda de Bayer ascendió a 10.266 millones, un 18,2% más que en 2014. También los beneficios por acción han tenido un comportamiento que supera los dos dígitos con holgura respecto al del año anterior, hasta llegar a 6,9 euros por acción.

Estos números han permitido a la farmacéutica mantener la política de subir el dividendo año tras año, como lleva haciendo, desde 2010. Con cargo a los resultados de 2015, Bayer anunció el miércoles, un día antes de presentar su balance, que iba a retribuir al accionista con 2,5 euros por acción, 25 céntimos más que en 2014. Esto supone para la firma un desembolso de 2.067 millones.

Para el próximo ejercicio, Bayer prevé continuar con su progresión ascendente.

Espera superar los 47.000 millones de euros. No obstante, en esta previsión está recogido el resultado de Covestro, la filial de productos químicos industriales. Bayer prevé desprenderse del 69% del capital que todavía posee en esta empresa durante este ejercicio para centrarse en el negocio de farmacia, en el que está incluido los productos de cuidado personal que no requieren receta médica, fitosanitarios y otros productos agrícolas y los productos destinados a animales. Sin ella, como ha explicado Dekkers en la presentación de las cuentas en Leverkusen, donde EL PAÍS ha viajado invitado por la empresa, los ingresos de 2016 ascenderán a unos 37.000 millones.

Esta cantidad procederá de las áreas de negocio consideradas estratégicas por Bayer ahora (Farmacia y consumo para la salud, agricultura y cuidado animal). En 2015 estas tres áreas han ingresado un total de 34.300 millones, en ellas destaca el segmento farmacéutico que aporta 15.300 millones.

En las cuentas de 2015, también se refleja el impacto de la compra de la división de productos de consumo de Merck en 2014. Esta adquisición ha propiciado que lleguen unos 1.700 millones de euros procedentes de las líneas de productos compradas.

En lo referente a la deuda financiera de Bayer, durante 2015 descendió en casi un 11% al pasar de 19.612 millones a 17.449 millones a fecha de 31 de diciembre. Este descenso, como ha explicado el director financiero de la firma, Johannes Dietsch, "se debe principalmente" a la venta de acciones en Bolsa de Covestro, que la compañía alemana puso en marcha en los últimos meses de 2015.

Por regiones, el principal mercado de Bayer está en Europa, de donde proceden 15.949 millones de ingresos. En esta región, la firma alemana tiene la mayor parte de sus 116.800 empleados. En concreto, en el continente europeo tiene a 55.900, de los que unos 2.000 trabajan en España. La siguiente región mundial más importante para Bayer es Norteamérica (Estados Unidos y Canadá, exclusivamente), donde factura 12.740 millones.