Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El consumo y la inversión llevaron al PIB a crecer el 3,2% en 2015

El Instituto Nacional de Estadística confirma que el año pasado España creció al mayor ritmo desde 2007. Destaca la inversión en bienes de equipo y construcción

La economía española creció un 0,8% en el cuarto trimestre de 2015 y un 3,2% en el conjunto del año, su mayor alza desde 2007. El dato, que coincide con la cifra provisional que se publicó en enero, ha sido definitivamente confirmado hoy por el Instituto Nacional de Estadística. El tirón de la economía llega gracias al consumo privado (que supone el 55% del PIB español) y la inversión, que mostraron aumentos anuales del 3% y del 6,4%, respectivamente, según la Contabilidad Nacional Trimestral. Compensan la bajada de la demanda externa neta, por la fuerte subida de las importaciones, que supera la de las exportaciones.

"La demanda nacional se consolida como motor del crecimiento, aportando 3,7 puntos porcentuales al avance del PIB, 2,1 puntos más que en 2014, impulsada por el dinamismo del consumo privado y de la inversión productiva", señala el Ministerio de Economía. La demanda externa neta, sin embargo, detrae medio punto al crecimiento, debido a una aceleración de las importaciones superior a la de las exportaciones.

La inversión en construcción, con una tasa anual del 5,3%, es positiva por vez primera desde 2007

Las compras de los españoles están consolidando el crecimiento económico de España. También el Banco de España lo subraya en su Boletín mensual de febrero, donde además avanza que el año ha comenzado con la misma tendencia. "A finales de 2015, el gasto de las familias en bienes de consumo habría mantenido, de acuerdo con la información disponible, un elevado dinamismo, que se habría prolongado a comienzos del presente año", explica.

Es el segundo año consecutivo en el que aumenta el PIB nacional después de que en 2014 subiera un 1,4%, es decir, 1,8 puntos menos de lo que lo ha hecho en 2015. Este crecimiento del 3,2% logrado el año pasado coincide con la previsión que había realizado el Banco de España y se encuentra una décima por debajo de lo estimado por el Gobierno. A precios corrientes, el PIB alcanzó los 1.081.190 millones de euros en 2015, lo que supone un aumento del 3,8% en términos nominales. En términos interanuales, se crean casi medio millón de puestos de trabajo, un 3% más.

En el cuarto trimestre de 2015, la economía española registró un avance intertrimestral del 0,8%, al igual que en el tercer trimestre, lo que supone el décimo incremento trimestral consecutivo. El crecimiento del PIB se sustenta también en esta parte del año en la demanda nacional, cuya contribución al avance interanual del PIB fue de 4,1 puntos porcentuales.

El consumo apuntala la economía

El Banco de España, por su parte, achaca la mejora del consumo también a la mejora del crédito. "Las decisiones de gasto de los hogares se vieron favorecidas, en el tramo final de 2015, por  la mejora de las condiciones financieras. En concreto, los tipos de interés de los nuevos préstamos para adquisición de vivienda y de los destinados a consumo y otros fines disminuyeron en diciembre 17 puntos básicos y 27 puntos básicos, respectivamente, hasta situarse en el 2,3% y el 5,8%", apuntó.

Entre los componentes de la demanda nacional, el mayor ritmo de crecimiento en 2015 corresponde a la inversión en capital fijo (6,4%) y, en particular, a los bienes de equipo y activos cultivados, que cierran el año con un incremento del 10,2%, inferior en tres décimas al de 2014. Le siguen la inversión en construcción, con una tasa anual del 5,3%, positiva por vez primera desde 2007, y el gasto en consumo final de los hogares, que aumenta el 3,1%, frente al 1,2% del año anterior.

Fuerte subida de las importaciones

Respecto a la demanda externa, las exportaciones reales de bienes y servicios crecen en 2015 el 5,4%, tres décimas más que en 2014, y las importaciones se aceleran 1,1 puntos, hasta una tasa del 7,5%, lo que explica la contribución más negativa de la demanda externa neta al crecimiento del PIB en el pasado ejercicio.

El mayor dinamismo de las exportaciones se debe tanto a las exportaciones de bienes como a las de servicios, que cierran 2015 con tasas anuales del 4,9% y del 6,7%, respectivamente, superiores en cuatro y tres décimas a las de 2014. La aceleración de las importaciones también se debe a las de bienes y a las de servicios, especialmente a estas últimas, con crecimientos del 7,4% y del 8,1% en 2015 (6,7% y 4,5%, en 2014).

Guindos dice que España crece el primer trimestre "a velocidad de crucero"

EFE, Tokio

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos dijo hoy que los datos del PIB de 2015 muestran que "se empieza a ver un cambio del patrón de comportamiento de la economía española". 

"La economía española ha crecido más del doble de lo que creció la europea, por encima del 3%, con una creación de empleo muy intensa", aseguró De Guindos en declaraciones a Efe tras una reunión con inversores nipones.

La economía española "ha entrado en 2016 con una velocidad de crucero del 3,5 por ciento", señaló de Guindos, quien añadió que el primer trimestre de este año "no va a ser muy diferente al último trimestre del año pasado, con un crecimiento trimestral próximo al 0,8%".

Más información