OHL logra beneficio por su negocio exterior y la aportación de Abertis

El grupo presidido por Juan Miguel Villar Mir ganó 55 millones de euros en 2015, un 139% más que el ejercicio anterior

La constructora y empresa de servicios OHL cerró 2015 con un beneficio de 55,6 millones de euros, un 139% más que el año pasado. Disparó sus ganancias tras mejorar la actividad exterior, pero sobre todo, por la aportación de Abertis, de la que controla un importante paquete de acciones y que recibió fuertes ingresos extraordinarios por la salida a Bolsa de Cellnex. La cifra de negocio fuera de España de OHL representa ya el 82,6% del total frente al 79,4% del pasado año.

Las ventas globales del grupo presidido por Juan Miguel Villar Mir crecieron el año pasado un 20,2% hasta los 4.369 millones de euros, si bien el Ebitda (el beneficio antes de intereses, impuestos y amortizaciones) se redujo un 7%, hasta 967 millones. La deuda neta total baja un 28,8%, hasta 4.007 millones de euros.

OHL es propietaria del 13,92% de Abertis. La empresa de infraestructuras registró en 2015 un beneficio de 1.880 millones de euros, el triple que el año anterior, gracias a las plusvalías por la venta en Bolsa del 66% de Cellnex, su negocio de telecomunicaciones. Así, el control de las acciones de OHL permiten al grupo constructor ingresar 216,4 millones de euros, según señala la propia empresa.

La construcción sigue siendo la principal fuente de ingresos de OHL, con unas ventas de 3.248 millones, el 74% del total, con una mejora del 16,5%, si bien el ebitda en este ámbito sufrió una fuerte caída del 27,3%, por la caída de los márgenes.

Las ventas en la división industrial mejoraron con fuerza un 50,3% hasta los 352 millones de euros, y las de servicios lo hicieron un 37,7% hasta los 199 millones. Las áreas de Concesiones (20,5%) y Desarrollos (27,2%) también registraron crecimientos de doble dígito. Entre las iniciativas de esta última división está el proyecto de restauración y renovación del emblemático Ministerio de Guerra de Londres o el proyecto Canalejas de Madrid, que contempla la reconversión de siete edificios históricos en complejos comerciales, residenciales y hoteleros, y que el pasado octubre sufrió la paralización judicial de las obras.

América, su gran mercado

El primer mercado para OHL fue el formado por Estados Unidos y Canadá, que aglutina el 23,7% de los ingresos, seguido de España, con el 17,4%. La actividad en México representa ya prácticamente lo mismo que lo que obtiene en España, con un 16,9% del total, mientras que la división Europa Central y del Este supone el 14,8%. La importancia del continente americano para OHL se percibe en que siete de las 10 mayores adjudicaciones en el sector constructor que obtuvo en 2015 las consiguió allí, entre ellas la rehabilitación del túnel Queens Midtown en Nueva York por 213 millones de euros o el viaducto elevado de Puebla en México, por 171,8 millones.

El pasado año ha estado marcado para la compañía por la ampliación de capital de 1.000 millones de euros emprendida por la compañía el pasado mes de octubre con un descuento del 61,8%. El grupo constructor emitió nuevas acciones a 5,02 euros por acción para tratar de reducir su elevada deuda, un objetivo que ha cumplido con una rebaja de la deuda neta total del 28,8% hasta los 4.007 millones de euros.

Las acciones de OHL cotizan actualmente ligeramente por debajo del precio al que se efectuó la ampliación de capital, y tras iniciar la jornada de este miércoles con subidas, era el segundo valor del Ibex 35 que más caía a media jornada con descensos superiores al 2%.

Más información