Selecciona Edición
Iniciar sesión

El fundador de Nike dona 400 millones a su antigua universidad

La aportación de Phil Knight a la Universidad de Stanford iguala a la que el gestor de fondos John Paulson hizo a Harvard

Las turbulencias en los mercados financieros y el temor a la recesión pasan siempre factura al mundo de la filantropía. O cuanto menos, provoca que los grandes donantes presten más atención a cómo se usa la fortuna que devuelven a la sociedad. Eso explica que la Universidad de Stanford haya recibido una generosa aportación de 400 millones de dólares de uno de sus estudiantes más ilustres: Phil Knight, el patrón y creador de Nike.

El magnate estadounidense fundó la marca de Beaverton (Oregón) hace algo más de medio siglo con solo 1.000 dólares de inversión inicial, al poco de graduarse en la escuela de negocios de la incubadora de Silicon Valley. Tenía entonces 26 años de edad. Ahora su generosa donación iguala la que el pasado verano hizo el gestor financiero John Paulson a Harvard. Su dinero se destinará a ampliar su facultad de ingeniería.

No es que Stanford vaya escasa de fondos para crear nuevos programas destinados a formar a la élite. Solo el pasado ejercicio recaudó 1.630 millones en donaciones, más que ningún otro centro superior en EE UU y en el mundo. El argumento de Knight es que este dinero tiene un impacto enorme en la sociedad, una vez que los estudiantes logran graduarse y se convierten en líderes en su campo.

Phil Knight se pone de ejemplo. Considera que su experiencia en Stanford fue determinante al definir su carrera profesional. Ahora amasa una fortuna estimada en 25.600 millones. El pasado verano anunció que dejaba la presidencia de la compañía de indumentaria deportiva más poderosa de planeta para retirarse. Ya cedió hace una década el cargo de consejero delegado a Mark Parker.

Becas para desigualdad y cambio climático

El programa que llevará su nombre estará centrado en formar a estudiantes para que sean líderes al afrontar problemas como el cambio climático o la desigualdad. La donación se destinará a financiar sus gastos, para evitar que cuando se gradúen estén endeudados. Así esperan atraer a jóvenes que aspiran a estudiar en estas instituciones, pero que renuncian porque no pueden pagar las matrículas.

A sus 78 años, Phil Knight controla el 20% de la sociedad. El empresario creó Nike junto al que fuera su entrenador en la Universidad de Oregón, Bill Bowerman. En su origen se llamaba Blue Ribbon Sports. La huella de la suela de las primeras zapatillas estaba inspiradas en una plancha para hacer gofres. El cambio de nombre llegó en 1978, tomado de la diosa griega que personifica la victoria.

De ahí a operar casi un millar de tiendas propias por todo el mundo y registrar ventas que el pasado ejercicio ascendieron a 30.900 millones de dólares. Nike, propietaria de marcas como Converse y las Air Jordan, es más que una compañía de marketing que vende calzado e indumentaria deportiva. Es una máquina de innovación, hasta el punto de estar registrando más patentes que Apple.