Blesa y Barcoj se contradicen sobre el sueldo de Caja Madrid

Blesa justifica la decisión de aumentar la retribución entre un 16% y un 26% del sueldo fijo en 2008

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha justificado este miércoles el aumento en la retribución de los directivos de la entidad llevada a cabo en 2008 aludiendo a un incremento en paralelo de las funciones de sus nueve miembros. Sin embargo, el que fuera su director financiero, Ildefonso Sánchez Barcoj, sostuvo que no fue así, según fuentes jurídicas. Entre 2007 y 2010, Blesa se embolsó 12,44 millones y Sánchez Barcoj, 9,72 millones.

En su declaración sobre la causa de los sobresueldos irregulares que, según el fondo de rescate (FROB), causaron un perjuicio económico de 14,8 millones de euros, Blesa justificó la decisión de aumentar la retribución entre un 16% y un 26% del sueldo fijo en 2008, lo que implicaba mantener la masa salarial de un año anterior a pesar de que, entre medias, el comité de dirección pasó de 10 a nueve miembros.

Según su versión, estos nueve directivos asumieron mayores funciones, algo que no fue corroborado por el otro investigador, Barcoj, quien mantuvo ante la juez que las funciones no se reordenaron tras la reducción en el número de directivos. Según Barcoj, el reparto de la masa salarial se realizó sin asumir nuevas funciones, con lo que contradijo la versión de Blesa.
Blesa, que ha remarcado este miércoles los “severos errores” vertidos en el informe elevado al FROB, no aportó ningún documento interno salvo un acta de la comisión de retribuciones de Caja Madrid del 10 de octubre de 2008, es decir, posterior a la decisión de aumentar el sueldo de los directivos. Tras la declaración de Blesa y de Sánchez Barcoj, la juez no acordó medidas cautelares para ninguno de ellos.

La Fiscalía Anticorrupción denunció en enero de 2015 el perjuicio económico que presuntamente habían provocado Blesa y Sánchez Barcoj a las cuentas de Caja Madrid por el cobro por parte de altos directivos de “percepciones excesivas”. En algunos casos, no existió constancia del cumplimiento de trámites como el paso por los órganos de gobierno.

Blesa fue presidente de Caja Madrid hasta enero de 2010, cuando fue sustituido en el cargo por Rodrigo Rato. En el informe anual de 2011, el año en el que se firmó la defunción de Caja Madrid y su integración en Bankia, el patrimonio de la entidad centenaria (fue fundada por el sacerdote Francisco Piquer en 1702) pasó de los 5.712 millones de comienzos de año a 257 millones.
El expresidente de Caja Madrid ha evitado este miércoles cruzarse con un grupo de unos 30 preferentistas que protestaban desde primera hora de la mañana en la puerta principal de los juzgados de Plaza de Castilla (Madrid).

Para fajarse, Blesa utilizó —tanto a su llegada como a su salida— el garaje de los juzgados. Además, el expresidente de la antigua caja de ahorros estuvo acompañado por varios agentes de Policía y de miembros de la seguridad privada.