Selecciona Edición
Iniciar sesión

¿No has reservado viaje para Semana Santa? Destinos baratos de última hora

Un estudio de Skyscanner revela los lugares turísticos más asequibles para estas fechas si reservas con poco tiempo

Vista del puente de Sant'Angelo, en Roma, con la Basílica de San Pedro al fondo.

Roma es el destino europeo más económico para hacer turismo en estas vacaciones de Semana Santa. Por lo menos para aquellos viajeros que todavía no han organizado su escapada: de acuerdo con un estudio elaborado por el comparador de vuelos Skyscanner, reservar ahora para visitar la ciudad eterna entre el 24 y el 27 de marzo supondría un desembolso de 282 euros por persona entre vuelo, comidas, alojamiento e ingreso a la principal atracción turística. Dentro de España, Madrid es la urbe más asequible para las mismas fechas.

El comparador británico ya había revelado que el mejor momento para comprar un vuelo es siete semanas antes de la fecha de salida. Para esta Semana Santa, el día clave para reservar coincidía con el pasado 10 de febrero. Aquellos que hayan logrado reservar en esta fecha han conseguido, de acuerdo con la plataforma, un ahorro del 10% sobre el precio medio del billete. Pero siempre hay quien se atrasa, por no poder organizarse con tanta antelación o por desconocer cuál es la época más adecuada para adquirir sus boletos. 

Pese a que las transacciones a golpe de clic se hayan multiplicado, y que dos de cada tres españoles aseguren comprar sus viajes a través del canal online —según recoge la consultora Nielsen—, el 91% de los viajeros también afirma desconocer cuál es el momento más adecuado para comprar vuelos baratos. De acuerdo con Skyscanner, reservar en la mejor fecha puede suponer un ahorro de casi 230 euros sobre el precio del billete aéreo.

Y ser previsor es una regla universal: también el gigante de las reservas online, Expedia, y la empresa de gestión de transacciones entre agencias y aerolíneas Airlines Reporting Commission, se habían pronunciado al respecto. Según un estudio elaborado conjuntamente y referido al mercado estadounidense, hay que reservar con 57 de antelación para hacerse con el mejor precio. Y las gangas de última hora no existen; al contrario, los precios se disparan 20 días antes de la fecha de salida.  

Sin embargo, muchos españoles esperan hasta el último minuto para comprar sus billetes: de acuerdo con el comparador Gopili, solo el 18% reserva sus pasajes de tren, autobús o avión con más de un mes de antelación. Más de la mitad organiza su escapada tan solo una semana antes de salir de viaje.

Dublín, el destino europeo popular más caro

Skyscanner ha elegido los destinos favoritos de los españoles para viajar en Semana Santa y ha elaborado una lista con las 10 escapadas más baratas —siete europeas y tres nacionales— en función de un paquete que incluye el vuelo de ida y vuelta y el precio medio por persona para tres noches en hotel con desayuno, cuatro comidas, cuatro cafés y un ingreso a la principal atracción, que en el caso de Roma es el Coliseo. El segundo destino más económico fuera de las fronteras nacionales, en función de este cálculo, es Berlín, con 295 euros.

En tercer lugar se posiciona Praga, con 297 euros todo incluido: pese a ser una de las capitales más baratas de Europa, el billete aéreo (220 euros) es el más caro entre las ciudades seleccionadas al reservar con tan poca antelación. Viajar a París, por otro lado, supone un desembolso importante en cuanto a alojamiento —100 euros en media por persona—, pero es el destino europeo con el pasaje más económico. Considerando el mismo paquete turístico, entre los 10 destinos más populares, Londres, Ámsterdam y Dublín son las ciudades más prohibitivas para viajar en estas vacaciones. El alojamiento es la variable que más encarece la estancia en estas tres urbes. 

Entre los destinos nacionales, Madrid es el lugar más barato para visitar en absoluto: con 243 euros se puede disfrutar del paquete diseñado por el metabuscador. Le sigue Barcelona, donde hay que gastarse 302 euros para la misma oferta turística, y Tenerife, que aunque resulte muy barata a la hora de comer, tiene un coste más elevado en el alojamiento.

Más información