Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Liberbank ganó 129 millones en 2015 por un crédito fiscal

La entidad provisionó 98 millones para el plan de bajas incentivadas

Liberbank registró un beneficio neto atribuido de 129 millones en 2015, un 9,9% más que en 2014, según la entidad. Sin embargo, el resultado antes de impuestos cayó un 65%. La entidad consiguió un crédito fiscal de 71 millones, que elevó su beneficio hasta 112 millones. El resultado atribuido a la entidad dominante se eleva a 129 millones. El margen financiero subió un 5%, mientras que los resultados por operaciones financieras cayeron un 35%. Así el margen bruto cayó 2,6% y el de explotación descendió un 4,3%. La morosidad, sin los activos de CCM cubiertos por la EPA, es del 10%. El crédito cayó un 5,6%.

El grupo ha subrayado que en 2015 consolidó la "positiva" evolución de los indicadores de rentabilidad del negocio minorista, de calidad de sus activos y de crecimiento de la actividad crediticia.

Pese a la reducción de los resultados por operaciones financieras en 107 millones de euros, la mejora del negocio típico propició que Liberbank destinara 182 millones de euros a provisiones, de los que 98 millones de euros se dedicaron a cubrir el plan de bajas incentivadas. El resto se destinó principalmente a reforzar provisiones para contingencias legales.

Las pérdidas por deterioro de activos de Liberbank disminuyeron en 131 millones de euros (-37,4%), pese a la dotación de 75 millones de euros para saneamientos no recurrentes, cuyo objetivo es el de reforzar las coberturas del riesgo de crédito.

Crece la inversión crediticia

Liberbank ha resaltado que la nueva inversión crediticia creció un 45,6% el año pasado, con la formalización de nuevas operaciones por un volumen total de 3.146 millones de euros. Destacó la nueva inversión crediticia en pymes y autónomos, con un incremento anual del 56%.

El grupo ha asegurado que mantiene la mejora del equilibrio de su balance y una "sólida "posición de liquidez, con una ratio de créditos sobre depósitos del 88,8% y una ratio de liquidez a corto plazo cercana al 400%.

El banco también continuó profundizando en la política de mejora de la eficiencia y alcanzó una ratio de solvencia CET TIER 1 del 13,7%, incluyendo resultados del ejercicio, y del 13,9% TIER 1.

Los activos líquidos se situaron en 8.123 millones de euros, mientras que la cartera de renta fija de la entidad acumula plusvalías por valor de 464 millones de euros.