Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Iberdrola invertirá 24.000 millones hasta 2020

La compañía energética gana un 4,1% más y eleva el dividendo a 0,28 euros por acción

 La compañía eléctrica Iberdrola invertirá 24.000 millones de euros durante entre 2016 y 2020, según el plan estratégico que el grupo eléctrico presentó este miércoles en Londres. La previsión de crecimiento anual es del 6%, tanto del beneficio como del resultado bruto de explotación (Ebitda), lo que permitirá mejorar el dividendo en la misma proporción. En 2015, Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 2.421,6 millones, lo que supuso un incremento del 4,1% sobre el ejercicio anterior, según informó la compañía.

Iberdrola volvió a la senda del crecimiento de los beneficios tras el retroceso del año anterior (un 9,5%), que la empresa atribuyó a la carga impositiva. El Ebitda también creció, hasta situarse en 7.305,9 millones, lo que supuso un aumento del 4,9%, algo superior al 4,1% que subió el beneficio. Del total, los negocios regulados han aportado un 75% y la causa, según la empresa, fue la buena evolución de los negocios, especialmente de renovables, impulsado por la recuperación de los precios en España y el buen comportamiento en América Latina y Reino Unido.

Las ventas se incrementaron un 4,6%, hasta los 31.418,7 millones, y el margen bruto ascendió a 12.842,7 millones, un 5,4% más, mientras el gasto operativo neto se redujo el 1,6%, sin tener en cuenta el efecto del tipo de cambio. El flujo de caja operativo aumentó un 8,2%, hasta los 5.906,7 millones, y superó las inversiones, que se cifraron en 3.223 millones, un 13,2% más que en 2014.

Plan de inversiones

El grupo que preside Ignacio Sánchez Galán afronta un plan de inversiones de 24.000 millones para el periodo 2016-2020, de los que la mayor parte se destinará a redes (46%) y energía renovable (33%), mientras que la generación regulada reducirá su importancia, con el 9% (el 12% restante corresponde a generación y comercial). Entre las tres áreas aportarán el 81% del Ebitda al final del periodo, frente al 75% actual y que más el 60% se produzca en dólares y libras. De todas las inversiones previstas, 22.000 millones (es decir, más del 90% del total), corresponden a proyectos ya comprometidos, de los que cerca de un 60% se encuentra ya en construcción. El 43% de las inversiones se realizará en dólares, el 35% en libras, el 20% en euros y el 2% restante en otras divisas.

Sánchez Galán subrayó este miércoles que el grupo emprende “una nueva etapa”. Iberdrola prevé, de esta forma, elevar la remuneración al accionista en la misma línea de la evolución de los resultados, en torno al 4% con cargo a 2015. Además, afirmó que mejorará sus ratios entre deuda neta y Ebitda.