Dia gana un 9% menos en 2015 pero dispara las ventas en España

El consejero delegado recibe una retribución cuatro veces superior a la de 2014

El Grupo Dia logró un beneficio neto de 299,2 millones de euros en 2015, un 9,1% menos que un año antes. La empresa, sin embargo, mejoró con fuerza sus ventas en todo el mundo: registró una facturación neta de 8.925,5 millones de euros, un 11,4% más. Las ganancias bajan con respecto al anterior ejercicio, según explicó la empresa, porque en 2014 tuvieron ingresos extraordinarios por la venta del negocio en Francia. En España, su principal mercado y donde logra casi el 70% de su negocio, creció con fuerza: las ventas netas se elevaron el 13,3%, hasta los 5.914,9 millones.

Una de las partidas que se dispara en 2015 en el grupo de supermercados es la de la deuda. Dia acumulaba a finales de diciembre 1.132,4 millones, un 112% más que al terminar 2014. La compañía justificó ayer que se debe a “la adquisición y remodelación de los activos procedentes de Eroski”, es decir, al grupo de supermercados que compró a su competidor y que han absorbido.

A finales de 2015, Dia operaba 7.718 tiendas, 412 más que el ejercicio precedente. El crecimiento se debe, sobre todo, a las franquicias, que suponen ya el 61,1% de sus locales, frente al 54,4% de 2014.

En el capítulo de retribuciones, destaca la subida de lo percibido por Ricardo Currás, consejero delegado. Ganó en metálico —entre sueldo, dietas, retribución fija, variable y “otros conceptos”— un total de 2,51 millones, frente a los 951.000 euros del ejercicio anterior. Si se añaden también las acciones que le otorgaron en el ejercicio, la retribución del primer ejecutivo del grupo se elevó en 2015 a 4,24 millones de euros, más de cuatro veces por encima de lo que se embolsó en 2014.