Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La red de aeropuertos de AENA gana 833 millones de euros, el 74% más

Pagará a los accionistas un dividendo de 2,71 euros por acción, con lo que el Estado ingresará 207 millones

La red de aeropuertos de AENA ha disparado sus beneficios. En 2015 se embolsó en total 833 millones de euros, un 74,2% más que el año anterior, "como consecuencia de la evolución muy positiva del negocio y del resultado financiero", según ha señalado la empresa. Sus ingresos han crecido un 11,1%, hasta los 3.518 millones, en buena medida impulsados por el aumento del tráfico. Las instalaciones españolas y el aeropuerto de Luton, que también gestiona la empresa público-privada, ha registrado 207,4 millones de viajeros, un 5,9% más.

Los ingresos comerciales crecen con fuerza en los aeropuertos. Por las tiendas, restaurantes y demás comercio, a AENA le llegan el 26,1% de sus ingresos. Así, por esa vía le llegaron en 2015 747,5 millones de euros, un 16,3% más que un año antes. La estrella son las tiendas duty free (libres de impuestos), cuyo negocio crece el 34,9%. Las tiendas normales lo mejoran un 17,8% y los restaurantes un 17%. También con los aparcamientos hacen más caja: elevan estos ingresos un 8%, hasta los 110,8 millones.

Con esos resultados, la compañía pone sobre la mesa su primer pago de dividendo: el Consejo de Administración propone remunerar a los accionistas con 2,71 euros por título. La empresa fue una de las que mejor evolución en Bolsa registró en 2015, con una revalorización de casi el 80%. Ahora vale 104,7 euros, frente a los 58 euros a los que fijó su salida al parqué. A pesar del inicio del año tan negativo para todo el mercado, es uno de los valores más estables del Ibex y en lo que va de 2016 solo ha bajado el 0,62%.

Menor factura fiscal

Al margen de la buena marcha de los ingresos, el mayor tráfico y el impulso de consolidar en sus cuentas el aeropuerto londinense de Luton, AENA disfruta también de mejor situación fiscal y menos gastos. Para empezar, por la disminución de gastos financieros derivados de expropiaciones, que el año pasado restaron algo de brío al beneficio. "La tasa fiscal efectiva baja del 29,25% en 2014 al 20,16% en 2015, afectada por las deducciones por inversiones en Canarias, la activación de créditos fiscales asociados a la bajada de tipo impositivo, y la dotación de la reserva de capitalización por importe de 42,4 millones de euros", reconoce la empresa.

La compañía, cotizada desde febrero de 2015, también ha soltado lastre en cuanto a créditos. La deuda financiera neta contable es ahora de 9.401,7 millones de euros (incluyendo la consolidación de la deuda financiera neta de Luton, por importe de 366,1 millones de euros), frente a los 10.733 millones de euros en 2014. Con un resultado bruto de explotación (Ebitda) al alza —registró 2.098 millones en este apartado, un 12,9% más— el ratio entre deuda y Ebitda pasa de 5,6 veces a 4,5 veces en 2015.

Más información