Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Endesa reduce sus beneficios a 1.086 millones por las menores plusvalías

Las ganancias netas en España y Portugal aumentaron un 15,6% en 2015

El beneficio neto de Endesa en 2015 ascendió a 1.086 millones de euros, 2.251 millones menos que en 2014. Este descenso se debe a que los resultados de dicho ejercicio incluían la plusvalía neta por la venta del negocio de Latinoamérica a Enel, su principal accionista, por un importe de 1.764 millones, y los 623 millones generados hasta la fecha en la que se materializó la operación (octubre de 2014). De hecho, el aumento del año pasado fue del 77,6% y el descenso de este año, del 67,2%. Es decir, si la comparación se hace en términos homogéneos, teniendo en cuenta las actividades que se refieren exclusivamente a España y Portugal, que es lo que abarca ahora Endesa, el incremento del resultado neto habría sido del 15,6% cuando el año anterior había caído un 19,2%.

La compañía redujo la deuda un 20% y aumentará el dividendo con cargo a 2015 un 35%

Con esas premisas, la empresa que preside Borja Prado obtuvo unos ingresos de 20.299 millones de euros, lo que supone una reducción sobre los 21.512 millones de 2014. Esta reducción se ha producido fundamentalmente por la desfavorable evolución de las materias primas durante el año, según la empresa.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 3.039 millones, un 1,7% inferior. En esta caída influyó la caída del margen bruto por el mayor coste de la electricidad y el aumento del impuesto de generación (el precio promedio ponderado en el mercado mayorista de electricidad se elevó un 23,1% hasta 51,7 euros/MW). Asimismo, registró una provisión de 380 millones (349 millones en 2014) para diversos proyectos de optimización de plantilla.

Esos efectos desfavorables fueron compensados casi en su totalidad por los precios a los clientes liberalizados y por el registro de un resultado positivo de 184 millones obtenido por la venta de forward (derivados) relativa a los derechos de emisión en la European Union Allowances (EUAs). Además, en el marco de los planes destinados a mejorar la eficiencia operativa y de las medidas de reducción de costes, se redujeron un 7,9% otros gastos fijos de explotación.

El resultado de explotación (Ebit) aumentó un 8,6%, situándose en 1.598 millones, como consecuencia de la reducción de las amortizaciones, que se debieron principalmente al alargamiento de las vidas útiles de las centrales nucleares y de los ciclos combinados desde el 1 de octubre de 2014. La compañía obtuvo una plusvalía de 10 millones por la venta de activos de la central hidráulica de Chira-Soria (Gran Canaria) y la totalidad de la Compañía Transportista de Gas Canarias, Ayesa Advanced Technologies y Gasificadora Regional Canaria.

Endesa dio un tijeretazo a la deuda financiera neta de 1.097 millones situándola en 4.323 al final del ejercicio, en torno al 20% menos. Este recorte fue posible gracias a que el cash flow operativo, que ascendió a 2.656 millones, fue superior al importe de las inversiones y del dividendo ordinario con cargo a 2014. En este aspecto, el consejo acordó repartir un dividendo a cuenta de 2015 de 0,4 euros brutos, lo que ha supuesto un desembolso de 424 millones y se hizo efectivo el 4 de enero de este año.

Para José Bogas, consejero delegado, "en las cuentas de 2015 se ha vuelto a conseguir un reto muy importante, en un entorno de incertidumbre: Endesa presenta unos resultados predecibles y estables en el tiempo, cumpliendo los planes estratégicos. Estos resultados permiten confirmar la atractiva política de dividendos anunciada por la compañía a los mercados”. La propuesta de distribución de dividendos para el ejercicio 2015 que presentará a la junta general de accionistas será por un importe bruto de 1,026 euros por acción, lo que supone un incremento del 35% respecto del dividendo ordinario de 2014. Teniendo en cuenta el dividendo a cuenta citado, el dividendo complementario sería igual a 0,626 euros brutos por acción.

Las inversiones brutas de Endesa ascendieron a 1.085 millones, de las cuales 1.026 millones corresponden a inversiones materiales, inmateriales e inversiones inmobiliarias, y los 59 millones restantes a inversiones financieras.