Abanca gana 330 millones en 2015, un 71,5% menos que en el ejercicio anterior

La entidad asentada en Galicia destaca su reforzamiento en el mercado minorista y sitúa su rentabilidad en el 8,7%

Abanca, la entidad nacida de la quiebra de la fusión de las cajas gallegas, ganó 330 millones de euros en 2015, un 71,5% menos que en la anualidad anterior cuando alcanzó los 1.157 millones (601 antes de impuestos) y activó 556 millones en créditos fiscales, superando con creces las previsiones de sus propietarios. El vicepresidente de la entidad, Juan Carlos Escotet, ha presentado este martes en Santiago, acompañado por el presidente de la entidad y otros altos directivos, los resultados de la segunda anualidad. El banco destaca que ha reforzado su posición en el mercado minorista, núcleo de su negocio, con crecimientos "tanto en la concesión de crédito como en la captación de recursos de clientes". Junto a ello, valora que mientras en 2014 el lado de los impuestos recogía una cuantía negativa de 556 millones, el ejercicio de 2015 "fue positivo en 18 millones".

La entidad nacida tras la venta a Banesco de la nacionalizada Novagalicia Banco (NCG), sitúa su rentabilidad al cierre del ejercicio de 2015 en el 8,7%, "una de las más elevadas del sector".

Los directivos valoran que, frente a la fuerte caída de tipos y la no aplicación de las cláusulas suelo en la cartera hipotecaria, el margen comercial ha crecido "gracias al efecto combinado de un mayor volumen y una mejora en mix de precios".

Según los datos del banco relativos al margen bruto, los gastos de explotación pasaron de 528 a 589 millones, las provisiones y dotaciones subieron de 66 a 104 millones y otros resultados extraordinarios subieron de 50 a 99 millones.

Junto con el margen comercial, la entidad destaca el incremento de los ingresos por prestación de servicios, como resultado del "buen ritmo de comercialización" de los principales productos de valor añadido y sitúa los ingresos pr este concepto en 171 millones de euros, lo que supone "un crecimiento del 8,2%".

Abanca se presenta además como "la entidad financiera española que más ha mejorado la experiencia de compra de sus clientes, según el indicador EMO Index", con iniciativas como la puesta en marcha de una nueva sistemática comercial, un servicio móvil puntero y la remodelación de sus oficinas.

La entidad financiera destaca la mejora de su posición de liquidez "al aumentar hasta los 10.917 millones de euros sus activos líquidos disponibles y capacidad de emisión". Según sus directivos, estas cifras avalan la estrategia de sostenibilidad a largo plazo desarrollada por la entidad, focalizada en el negocio minorista tradicional y la concesión de crédito. El banco sostiene que financia su cartera de crédito con sus depósitos, "de manera que los créditos representan el 90% de los depósitos de clientes".

El banco con sede en Galicia alude a su nivel de capitalización "muy por encima de las exigencias regulatorias" para subrayar que se consolida como "una de las entidades más solventes del sector financiero español y europeo" con un nivel de solvencia que "supone un exceso de más de 1.500 millones de euros sobre el mínimo requerido" de acuerdo con las directrices de Basilea III.