Cantabria, Cataluña y Extremadura, donde se paga más IRPF

Madrid es la comunidad autónoma donde los contribuyentes tienen que pagar menos por el impuesto sobre la renta

Cataluña y Extremadura son las comunidades donde las rentas bajas y medias hasta de 45.000 euros pagan más IRPF y Cantabria donde las rentas altas pagan más por este impuesto. Madrid destaca sobre todas, al ser la autonomía con el IRPF más bajo para todos los tramos de renta, según el informe presentado este martes por el Consejo General de Economistas sobre el Panorama de la Fiscalidad Autonómica.

Los economistas alertan sobre las desigualdades entre las comunidades autónomas en el impuesto sobre el Patrimonio y, sobre todo, en el de Sucesiones y Donaciones, donde en función de la residencia del contribuyente se puede pasar a una tributación simbólica a otra muy elevada. Los expertos recomiendan cierta armonización para evitar distorsiones.

Se pueden pagar 160.000 euros más o menos por una herencia de 800.000 euros según se viva en Andalucía o Canarias

La diferencia puede llegar a ser de más de 160.000 euros entre lo que paga un contribuyente que hereda 800.000 euros de su padre en Andalucía (164.049 euros) y lo que pagaría en Canarias o en Madrid, donde tendrían que abonar a Hacienda solamente 134,23 euros y 1.586 euros respectivamente.

Los gobiernos de izquierdas suben más impuestos

Los economistas comparan las políticas tributarias de las comunidades en función del color político del Gobierno. El documento muestra que las comunidades en las que los denominados gobiernos del cambio están presentes han subido más los impuestos a las rentas altas de más de 100.000 euros. Es el caso de Aragón, Baleares y Navarra. Aunque Galicia, gobernada por el PP también ha gravado más a estas rentas.

Las comunidades donde Podemos o algunas de sus derivadas también han subido el impuesto de Patrimonio. Así Aragón, Baleares, Comunidad Valenciana y Navarra han tocado al alza este impuesto que grava el patrimonio de los contribuyentes.

Aragón, la que más sube los impuestos

Aragón, donde gobierna una coalición del PSOE, Podemos y los regionalistas, es la comunidad que más ha subido los impuestos en el último año y Castilla y León (PP y Ciudadanos) la que más lo ha bajado. Aunque sigue siendo Madrid (PP y Ciudadanos) la que mantiene los tributos más bajos.

El presidente del Registro del consejo general de economistas y de asesores fiscales (REAF-REGAF), Valentín Pich, ha presentado el informe sobre Panorama de Fiscalidad Autonómica y ha concluido que España tiene "un marco fiscal que no se puede entender y es crecientemente ineficiente. Pedimos que se reunan una comisión de expertos con sensibilidades territoriales distintas y hagan un nuevo marco tributario como base de un nuevo marco fiscal autonómico como parte imprescindible para avanzar en nuevos modelos de financiación".

Pich ha abundado sobre la maraña tributaria de las comunidades, con impuestos diversos que apenas aportan recaudación. "Este sistema de impuestos nos lleva a un campo difuso que no sabemos si los nuevos impuestos sirven para recaudar o para complicarle la vida a la gente o como postureo".

Tributos propios poco rentables

Los expertos del Consejo General de Economistas consideran que la recaudación de los impuestos propios de las comunidades son residuales. "En 2014 se recaudan 2.069 millones de impuestos propios, que supone el 2,4% del total. En algunos casos los costes de gestión deben superar a los ingresos obtenidos". El texto subraya que estos tributos propios que van desde el impuesto de tierras infrautilizadas de Andalucía, el impuesto sobre explotaciones agrícolas infrautilizadas de Asturias o el gravamen sobre grandes establecimientos comerciales de Cataluña provocan mucha litigiosidad.

El informe analiza como las comunidades autónomas legislan sobre los diferentes tributos cedidos, sobre todo el IRPF. Los Gobiernos regionales han establecido 190 deducciones autonómicas sobre el impuesto sobre la renta (IRPF), 226 sobre el impuesto de sucesiones (ISD) y 245 en el de transmisiones y actos jurídicos documentados (ITPyAJD), lo que complica y enturbia el sistema tributario español.

Más información