SECTOR INMOBILIARIO

Previsiones para el mercado de la vivienda

Solvia calcula que el número de ventas en España escalará hasta rondar las 450.000 unidades en 2016

El año 2015 ha sido el año en el que la recuperación del sector inmobiliario se ha afianzado. Una clara muestra de ello son los últimos datos del Consejo General del Notariado, publicados recientemente, sobre las transacciones de viviendas. De esta forma, el número de compraventas creció un 8,6% en 2015 en tasa interanual alcanzando las 401.236 unidades y encadenando dos años consecutivos de subidas tras escalar este dato un 19% en 2014. A estas cifras se suman las que constatan el rebrote de la actividad promotora y la estabilización de los precios en zonas concretas.

De cara al presente ejercicio, las previsiones de Solvia indican que se mantendrá la senda de crecimiento dentro del sector inmobiliario por distintos motivos. Entre ellos destaca que el inmobiliario español continúa siendo atractivo para la inversión en comparación con el escenario de incertidumbre global que se presenta en otros mercados y segmentos de activos. Además, desde 2015 la inversión extranjera, que había centrado anteriormente su foco en los activos de uso comercial, se está trasladando hacia la inversión en activos inmobiliarios residenciales. También la mayor confianza sobre el escenario económico que tiene el cliente minorista refuerza el buen comportamiento de la demanda de vivienda.

En este sentido, calculamos que el número de transacciones de ventas de viviendas en España escalará hasta rondar las 450.000 unidades en 2016. La mejora del mercado permitirá que la promoción y desarrollo de nuevas viviendas continúe registrando en 2016 crecimientos de doble dígito como quedó constatado el año pasado. En base a nuestros datos, estimamos que los visados de obra nueva superarán las 70.000 unidades en el actual ejercicio, aproximándose ya a las 100.000 viviendas, que es la cifra potencial de nueva producción de viviendas que debe tener el mercado español a largo plazo.

Respecto a la evolución de los precios de la vivienda, la tendencia muestra una estabilización en los principales mercados y en determinados activos. Prevemos que los precios de la vivienda van a subir levemente en 2016 con un alza del 3,3% y en ningún caso, calculamos que se vaya a producir un rebote más agresivo. Sin embargo, esta cifra de crecimiento será dispar. Como siempre, los datos de Solvia reflejan que no existe un único mercado inmobiliario por lo que su comportamiento debe ser siempre analizado desde un punto de vista local.

El comportamiento más dinámico de los precios continuará produciéndose en aquellas áreas de mayor nivel de renta, con mejor comportamiento del mercado laboral y donde no existe stock relevante, sobre todo de producto de calidad (Madrid, Barcelona, Baleares, costa de Alicante, Sevilla y costa del Sol). Por el contrario, los servicers inmobiliarios deberán dedicar un mayor esfuerzo a la puesta en valor de los activos que se encuentran en mercados todavía poco dinámicos como la costa de Castellón y Toledo o con alto stock como la provincia de Almería. Estas zonas parten de una situación compleja pero, poco a poco, se irán sumando a la recuperación inmobiliaria.

Javier García del Río es director general de Solvia.