Selecciona Edición
Iniciar sesión

Citigroup vende la banca de consumo en Brasil, Argentina y Colombia

El grupo financiero estadounidense busca simplificar sus operaciones para concentrarse en clientes institucionales

Citigroup sigue soltando lastre en América Latina en el marco del proceso de reestructuración puesto en marcha por Michael Corbat para simplificar sus operaciones globales. El tercer grupo financiero por activos de Estados Unidos pone ahora a la venta el negocio de banca de consumo en Brasil, Argentina y Colombia, que incluye las sucursales bancarias y las tarjetas de crédito.

El anuncio se hace al mes que Citigroup presentara resultados para el ejercicio, que cerró con un beneficio de 17.080 millones de dólares. Aunque la ganancia neta mejoró un 50% en el año, como sus rivales en el sector financiero acusa un estancamiento del lado de los ingresos, que rondaron los 76.350 millones. El tipo de cambio, las turbulencias financieras y los bajos tipos de interés les impiden crecer.

En la explicación de los resultados, Corbat ya explicó que la prioridad en este momento es acelerar la transformación del negocio de banca de consumo global para concentrarse en los mercado con mayor escala. El conglomerado neoyorquino ya anunció en octubre de 2014 que abandonaba las actividades de banca comercial en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Panamá y Perú.

Los activos en Brasil, Argentina y Colombia pasará de momento de Citicorp a Citi Holding, la entidad paralela que se creó durante la pasada crisis financiera para apartar los activos de los que quiere desprenderse. “Aunque el negocio de banca minorista es de alta calidad en los tres países”, señala Corbat, la estrategia es orientar su actividad en estos mercados hacia los clientes institucionales y corporativos.

Citigroup deja claro en la nota con el anuncio que la entidad “sigue comprometida con América Latina” tras un siglo de presencia, pero que el objetivo de esta reorganización es distribuir mejor los recursos del banco que tiene en los 23 países de la región para aprovechar las oportunidades. La nueva división de banca de consumo cuenta con 54 millones de clientes en todo el mundo.