Fainé, reelegido presidente de la CECA por otro mandato de seis años

En junio tendrá que escoger entre la dirección de CaixaBank o la de la Fundación La Caixa

Isidro Fainé, (Manresa, 1942), ha sido reelegido por el consejo de administración como presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), que aglutina a los bancos procedentes de las antiguas cajas de ahorros, así como a las fundaciones bancarias que controlan estas entidades financieras. Fainé fue elegido por unanimidad el último consejo celebrado el martes pasado y la duración de su cargo es de seis años. En abril de 2010 fue nombrado por primera vez presidente de la CECA.

También se ratificaron en sus puestos a los vicepresidentes de la CECA: José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, Amado Franco, de Ibercaja, Braulio Medel, de Unicaja, y Gregorio Villalabeitia, de Kutxabank.

Fainé compaginará este puesto con la presidencia de CaixaBank, Criteria Caixaholding y de la Fundación Bancaria ”la Caixa”. En junio de este año Fainé tendrá que escoger entre dirigir CaixaBank o la Fundación bancaria, tal y como exige la nueva normativa. Esta circunstancia no interferirá en su mandato en la CECA ya que la Confederación abarca a los bancos y a las fundaciones. En la misma situación que Fainé están Braulio Medel, responsable del grupo Unicaja, y Amado Franco, de Ibercaja.

El nuevo presidente quiere trabajar para conseguir que los bancos minoristas "recuperen la confianza y el respeto" de la sociedad, así como a asegurar que la regulación les permita estar cerca de las personas, las familias, las pequeñas y medianas empresas y las instituciones, según ha declarado en diferentes ocasiones.

Fortalecer las antiguas cajas

Baja el paragüas de la CECA se aglutina el 38% de los activos financieros del sistema y el 41% del total de depósitos, según los últimos datos de esta organización. Entre los objetivos de la CECA están “fortalecer la posición de nuestras entidades adheridas dentro del sistema financiero español e internacional tanto desde la perspectiva de su actividad financiera, como de la Obra Social y del ejercicio de su responsabilidad social”.

En una entrevista a El País, en marzo del año pasado, declaró que “la crisis financiera ha mermado la confianza en el sector bancario. En este negocio, dependemos de la confianza del cliente, de la relación con su entidad bancaria y con el empleado de la oficina. Por ello, es básico restaurar la confianza ya que sin ella no hay negocio.

Fainé acumula este cargo al de presidente de la Agrupación Europea de Cajas de Ahorros y Bancos Minoristas (ESBG por sus siglas en inglés). Fue elegido en junio de 2015 por un periodo de tres años. Tras este nombramiento, Fainé señaló que la ESBG continuará promoviendo un modelo de banca minorista en la nueva etapa de la Unión Bancaria y reforzará su compromiso social, involucrándose en los problemas reales de la sociedad que no estén cubiertos por las instituciones públicas, "ofreciendo un amplio abanico de servicios bancarios a todos los ciudadanos para reducir la exclusión financiera".