Competencia investiga al sector del cable eléctrico

Inspecciona varias empresas para averiguar si hay una fijación de precios concertada

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha realizado inspecciones simultáneas en las sedes de varias empresas fabricantes y distribuidoras de cables eléctricos de baja y media tensión. Estas pesquisas responden a la investigación sobre posibles prácticas anticompetitivas y forman parte de la investigación abierta por el organismo regulador hace seis meses.

Los pasados 1, 2 y 3 de julio se inspeccionaron las sedes de varias empresas y de una asociación del sector de la distribución y venta debido a la sospecha de posibles prácticas anticompetitivas. Estas prácticas consistían en la fijación de precios y condiciones comerciales y en el reparto de contratos en el marco de licitaciones convocadas en el territorio español.

Los técnicos de Competencia de las comunidades autónomas donde se ubican estas empresas han colaborado con la CNMC para realizar estas inspecciones, que suponen un paso preliminar en el proceso de investigación.

En el caso de que se encontrasen indicios de esas prácticas prohibidas, se procedería a la incoación formal de un expediente sancionador. Los acuerdos entre competidores se consideran una infracción muy grave y conlleva multas de hasta el 10% del volumen de negocio total de las empresas infractoras en el ejercicio anterior al de imposición de la multa.