Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Bankia devolverá el dinero a todos los pequeños accionistas con intereses

La entidad reintegrará a los minoritarios su inversión en la salida a Bolsa en 2011 sin ir a juicio

Declaraciones de José Sevilla, consejero delegado de Bankia. Kike Para / Atlas

Bankia devolverá el dinero a los pequeños inversores que compraron acciones en la salida a Bolsa de la entidad, en 2011. El banco nacionalizado esquiva así la vía judicial y devolverá íntegramente el capital perdido con un 1% de interés anual. También trata de evitar la avalancha de procesos judiciales —cuya factura potencial en gastos judiciales ascendía a 800 millones, según un informe de la entidad— y a la que se enfrentaba después de que los jueces dieran la razón a dos particulares y remarcaran las “inexactitudes” en el folleto de salida a Bolsa. Bankia ha provisionado 1.840 millones que cree “suficientes” para devolver todo el dinero.

El varapalo judicial del pasado 27 de enero, cuando el Tribunal Supremo no negó las “graves inexactitudes” que tenía el folleto de salida al parqué, según Audiencia Nacional, obliga a Bankia a mover ficha. “A la vista de los últimos acontecimientos, hemos tomado la decisión de abrir un proceso que permita a todos los accionistas minoristas que acudieron a la salida a Bolsa recuperar toda su inversión más intereses”, ha remarcado este miércoles el consejero delegado, José Sevilla. Sin embargo, el número dos de la entidad nacionalizada sigue defendiendo que la salida al parqué no fue irregular: “En la Audiencia mantendremos nuestra postura; no ha variado nada”.

Al proceso de devolución del dinero, que echará a andar hoy, se podrán adherir todos los inversores del tramo minorista —más de 200.000, según los cálculos de la propia entidad— hayan o no reclamado por la vía judicial. En el caso de los accionistas que estén en mitad de un proceso judicial, deberán firmar un acuerdo con Bankia por el que desisten de seguir por esta vía una vez que reciban el dinero. El plazo de adhesión estará abierto tres meses y la entidad se compromete a que, desde la presentación de cada solicitud hasta el reintegro del dinero, no transcurrirán más de 15 días.

Bankia entregará a los minoristas el importe total de su inversión inicial a cambio, lógicamente, de la devolución de las acciones. Si los inversores han vendido los títulos, la entidad les pagará la diferencia entre lo que pusieron y lo obtenido con su venta. Si el caso ya está en los tribunales, el banco se hará cargo de las costas y gastos jurídicos que determine el secretario judicial.

El plazo para reclamar el dinero empieza el 18 de febrero y dura tres meses

En todos los casos, Bankia abonará un interés compensatorio del 1% anual por el tiempo transcurrido hasta la restitución de la inversión, una tasa “equivalente a un depósito a plazo fijo” pero que está muy por debajo del interés legal del dinero. Esta tasa, la que se utiliza para determinar la indemnización de daños y perjuicios cuando un deudor incurre en mora —y que podría ser equiparable con el caso de Bankia—, está ahora en el 3%. Algunos abogados que pleitean en esta causa dicen que los jueces también fijan el 3% en intereses de demora.

Luis Alfonso, un accionista de 70 años que prefiere no dar su apellido, invirtió 100.000 euros en títulos de la entidad y los daba por perdidos. “Eran los ahorros que tenía en el banco; como apenas me ofrecían rentabilidad, la directora de mi sucursal me ofreció esta posibilidad y acepté”, apunta. Había llevado su caso a los tribunales a través de un conocido bufete, pero aceptará la oferta “encantado”. “Nunca pensé que fuera a recuperar mi dinero”, añade.

Quienes no podrán beneficiarse de la propuesta serán los exconsejeros y exejecutivos de la entidad en la época previa a su nacionalización, en el verano de 2012, los mismos que tramitaron la salida a Bolsa. “Entendemos que hay un claro conflicto de intereses y que no van a solicitarlo”, dijo Sevilla. “En todo caso, estarían fuera de la oferta”. Tampoco podrán acogerse los inversores cualificados, es decir, aquellos que acudieron al tramo de institucional.

“Es una propuesta imbatible, magnífica”, ha valorado Sevilla. La entidad también remarca que el esquema es “el mejor” para los inversores, los accionistas y los contribuyentes. Cabe recordar que el Estado —a través del fondo de rescate (el FROB)— es el primer accionista de Bankia con el 64% de los títulos, por lo que todos los gastos que soporta la entidad, los pagan los ciudadanos.

Bankia, que ha subido este miércoles un 4,7% en Bolsa, hará frente a la devolución de los fondos con la provisión de 1.840 millones dotada para afrontar cualquier problema derivado de la salida al parqué. “Serán suficientes”, ha zanjado Sevilla.

Más información