Michelin aumenta un 12,8% su beneficio en 2015, hasta los 1.163 millones

La empresa señala a las fábricas españolas como una “prueba” de la competitividad industrial europea

La firma francesa de neumáticos Michelin, con fuerte implantación en España, presentó este martes unos buenos resultados anuales para 2015, con un crecimiento de su beneficio neto de un 12,8%, hasta los 1.163 millones de euros. La facturación por su parte alcanzó los 2.100 millones, un crecimiento del 8,4% respecto al ejercicio 2014, gracias a un fuerte efecto de cambio. El presidente de la compañía, Jean-Dominique Senard, resaltó en un encuentro con la prensa en París el buen rendimiento de las fábricas españolas como una “prueba” de la competividad industrial europea.

“En 2015, hemos ganado la apuesta del crecimiento rentable, superior al de los mercados, y ganado cuotas de mercado en todas las actividades, gracias a la calidad de la oferta de nuestro grupo”, destacó Senard durante la presentación de los resultados. “Para 2016 y más adelante, debemos acelerar en cuatro ámbitos: la calidad del servicio a nuestros clientes, la simplificación de nuestros modos de funcionamiento, el despliegue de nuestra oferta digital y el seguimiento de la responsabilización de nuestro equipo”, añadió.

El volumen de ventas creció un 3,2% en tasa interanual, equivalente a 624 millones de euros, anulado por un efecto negativo del 3,4% de caída del mix de precios que supuso 687 millones de euros, pero el efecto del cambio de divisas permitió un incremento de 1.453 millones. En valor, las ventas netas progresaron un 8,4% en valor hasta los 12.028 millones. Por segmentos, la venta de neumáticos de turismos y camiones ligeros, la principal actividad del grupo, creció un 14,6%, hasta los 12.028 millones de euros. La de los pesos pesados progresa un 2,4% a nivel mundial hasta los 6.229 millones de euros y la de otros negocios cae levemente, un 1%, hasta los 2.972 millones de euros.

Tras la presentación de estos resultados, el presidente Senas quiso destacar la importancia de España, que asume en torno al 15% de la producción de la empresa (más que Francia, donde se sitúa en torno al 10%), dentro de la estructura del grupo. “Estas fábricas justifican por su rendimiento nuestra elección de mantener la presencia industrial en Europa”, señaló. “España demuestra que la industria en Europa es posible y que podemos resistir”, añadió, al tiempo que destacó el gran “compromiso” de las cerca de 8.000 personas que componen la plantilla en el país.

En las cuatro fábricas de producción españolas (Lasarte, Vitoria, Valladolid y Aranda del Duero), a las que se suma el centro técnico de Almería, se montan casi todos los tipos de neumáticos de la firma destinados tanto al mercado español como a la exportación.

En 2015, la firma invirtió así 138 millones de euros en mantener competitivas las fábricas españolas, sobre una inversión total del grupo de 1.600 millones. Para el año 2016 prevé una nueva inversión en niveles similares. “La idea no es aumentar nuestra capacidad en superficie, sino invertir en mantenimiento para poder incorporar las innovaciones y la fabricación de nuestros nuevos productos”, detalló. “Tenemos una historia que nos vincula con España desde hace décadas y tiene vocación a continuar”, concluyó.