Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Gobierno culpa a las comunidades de la falta de reforma en el turismo

La secretaria de Turismo revela que cuando intentó avanzar hacia una Ley Orgánica topó con el freno autonómico

La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, ha asegurado este martes que los intentos del Gobierno para avanzar hacia una reforma orgánica del sector turístico toparon con la negativa de las comunidades autónomas. “Cuando hablé de una reforma y pregunté a los representantes de las comunidades por si después iban a recurrir al Constitucional, me encontré con muchas cabezas bajas”. De esta forma, Borrego ha querido contestar a las declaraciones de Gonzalo González Jiménez de la Espada, doctor en Economía Aplicada de la UNED y autor del estudio Evolución y retos del sector hotelero en España, quien advirtió durante la presentación del texto en Madrid sobre la “ausencia de liderazgo de la administración a la hora de promover el turismo en España”.

El año pasado, con más de 68 millones de visitantes, España vivió un récord de llegadas y recuperó niveles de rentabilidad anteriores a la crisis. Para el sector el ejercicio ha sido muy bueno, han coincidido los ponentes en la presentación del texto de González, el presidente del Consejo de Turismo de la CEOE, Joan Gaspart, y la secretaria de Estado de Turismo, Isabel María Borrego. El autor remarcó la necesidad de “conseguir una mayor coordinación entre los distintos organismos públicos, con normas orgánicas que duren 30 años y que valgan para todos”, si se quieren mantener la actual vitalidad del sector. “Vivimos un momento dulce pero irrepetible”, ha advertido González, refiriéndose a la bajada del precio del petróleo, la inestabilidad política de los competidores y la depreciación del euro como factores coyunturales que han favorecido el repunte del sector, pero que en futuro “la administración central deberá resaltar mejor a España como destino”.

La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, ha asegurado que el Gobierno ha consolidado España como segundo país del mundo que más ha ingresado en cuanto a turismo. Y ha explicado que si no ha sido posible lograr una mayor presencia del Estado en este ámbito ha sido por culpa de los representantes regionales: “Mi objetivo ha sido buscar el consenso frente al peligro que las comunidades autónomas recurrieran al Constitucional”, se ha justificado y ha agregado que la actual incertidumbre política está bloqueando las inversiones.

Respecto, además, a la moratoria de licencias para apartamentos turísticos aplicada en Barcelona y que podría plantearse aplicarse en Madrid, Borrego ha considerado que las administraciones públicas deben estudiar bien sus consecuencias porque "este tipo de decisiones no benefician a nadie, dado que crean inseguridad jurídica". También ha cuestionado las ecotasas y las tasas turísticas, que asegura que van en contra del sector y que están planteadas por partidos "que desconocen la importancia del turismo para la economía española".

La representante del Gobierno ha concluido su intervención criticando el programa económico de Podemos, “donde ni se cita al turismo”. “Quizás sea porque todo va bien”, ha ironizado y ha afirmado que este sector “clave para España” merece seguir en la senda de un programa de gobierno reformista. Los operadores han conseguido fidelizar a los “turistas prestados” por la crisis geopolítica de los competidores, ha considerado Borrego, recordando que la función del Estado debe ser la de garantizar que el sector privado progrese y genere empleo y prosperidad, sin obstaculizarle.