Apollo compra la compañía de protección de viviendas ADT

El fondo de inversión la combinará después con Protection 1 para fortalecer su negocio y expandirse en el sector comercial

Las turbulencias que azotan este arranque de año a los mercados financieros no impidieron que la firma de capital riesgo Apollo Global Management salga a la caza de oportunidades. El fondo de private equity toma del control de la compañía de seguridad ADT. La operación está valorada en cerca de 15.000 millones de dólares (más de 13.400 millones de euros), si a los 6.930 millones que va a desembolsar se le incluye la deuda.

Se trata de una de las compras apalancadas más importantes anunciadas en los últimos años en Estados Unidos. Para los accionistas de ADT, la propuesta de Apollo supone una prima de casi el 60% respecto al precio del cierre el pasado viernes. Es el equivalente a pagar 42 dólares en efectivo por cada una de sus acciones. ADT formó parte de Tyco International hasta 2012.

Apollo Global ya adquirió el año pasado la firma de seguridad Protection 1. La idea del fondo es combinar los dos negocios para que así pueda expandirse en el sector comercial. Este servicio electrónico de protección es muy popular entre clientes residenciales. Timothy Whall, consejero delegado de Proteccion 1, es el que se pondrá al frente de la sociedad que emerja de la integración.

La sociedad, que conservará la marca ADT, tendrá ingresos anuales por valor de 4.200 millones de dólares (más de 3.700 millones de euros). La firma de capital riesgo que dirige Leon Black está especializada por su parte en hacerse con activos bajo estrés. Además de adquirir compañías muy apalancadas para reestructurarlas, Apollo Global es propietaria de deuda basura vinculada a hipotecas en países como España.

Hace dos años, este fondo estadounidense se hizo con el 85% del control de Altamira, la gestora inmobiliaria del Santander. La firma de inversión neoyorquina gestiona activos por un valor de 162.000 millones de dólares. Entre las compañías que tiene en su cartera se encuentran la compañía de cruceros Norwegian o la cadena de casinos Caesars Entertainment, además de los cines AMC.