Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los ingresos de Orange en España cayeron un 2,3% en 2015

La operadora francesa triplicó sus clientes de televisión y de fibra tras su fusión con Jazztel

Orange ha logrado estabilizar sus ingresos en 2015, frenando el ritmo de caídas de los ejercicios anteriores. La operadora francesa, tras su fusión con Jazztel, ha dado un fuerte empujón a su base de clientes, en particular de fibra, que superan los 800.000, y de televisión, que alcanzan los 300.000, triplicando los del año anterior.

La filial española de Orange registró unos ingresos de 4.253 millones de euros en 2015, lo que supone un 2,3% menos que los alcanzados el año anterior. Pese a esa caída, la tendencia ha sido positiva a lo largo del año porque en el cuarto trimestre la facturación descendió un 0,7%, frente a la caída del 1,7% del tercer trimestre y del 3,8% de la primera mitad de 2015. Los ingresos por móvil incluso repuntaron un 0,7% en el cuarto trimestre.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se elevó a 1.068 millones de euros, lo que representa un descenso del 0,4% respecto a 2014. La operadora subrayó que la significativa reducción de los costes gracias, sobre todo, a la eliminación de la subvención de terminales y el ahorro en distribución, que compensó el descenso de los ingresos y los mayores costes de conectividad y la compra de contenidos. Según la compañía, en el segundo semestre los mayores ingresos y el impacto inicial de las sinergias de su fusión con Jazztel llevaron a un crecimiento del Ebitda reformulado del 6,2% en términos comparables.

El grupo triplicó su resultado gracias al ahorro fiscal en España

A cierre de 2015, Orange contaba con 19 millones de clientes, de los que 15,2 millones son de servicios móviles, un 5,2% más que en el año anterior. De ellos, 12,02 millones corresponden a contrato (un 7% más), de los que 5,1 millones disfrutan de 4G. La base de clientes de banda ancha fija subió un 6,7%, hasta los 3,75 millones, y el 81% del total cuenta con paquetes convergentes, cuatro puntos porcentuales más que el año anterior.

Destacó el fuerte crecimiento de la fibra óptica, que cerró 2015 con 809.000 suscriptores (3,9 veces más que en 2014) tras aumentar en 246.000 en el cuatro trimestre, así como en el aumento de los servicios de Orange TV, con 306.000 abonados a 31 de diciembre debido a la oferta de contenidos de fútbol.

Por otro lado, las inversiones de capital (capex) en España subieron un 5,3% en 2015 en términos comparables y el ratio respecto a los ingresos subió hasta el 20,3%, 1,5 puntos porcentuales más, debido a las inversiones en fibra. La cobertura en fibra alcanzó los 6,8 millones de hogares y la del 4G al 85% de la población española a 31 de diciembre de 2015.

El consejero delegado de Orange España, Jean Marc Vignolles, se ha mostrado confiado de que la operadora logrará alcanzar los diez millones de hogares conectados con fibra óptica a finales de 2016, y que alcanzará un acuerdo con Telefónica y Mediapro para poder emitir la Champions y la Liga las próximas tres temporadas.

Beneficios fiscales

El grupo Orange a escala mundial triplicó su beneficio neto en 2015, hasta los 2.652 millones de euros, frente al registrado el año anterior. La empresa explicó que ese aumento tan notable se debe a la disminución de la carga fiscal, especialmente en España, y a los efectos de la cesión de Orange Dominicana en 2014.

El grupo no lo ha aclarado esa partida limitándose a señalar que corresponde a la reducción significativa del pago por impuesto de sociedades "por la deducibilidad fiscal de la amortización de intangibles y del inmovilizado material", y ha negado que tenga que ver con posibles créditos fiscales a cuenta de la compra de Jazztel por 2.400 millones de euros.