Selecciona Edición
Iniciar sesión

Las empresas españolas reducen el tiempo en pagar a Hacienda

Las empresas españolas dedican una media de 158 horas a cumplir con los trámites tributarios, según un informe de PwC. España, entre los 12 países europeos con menos trámites fiscales

"Las empresas españolas dedican una media de 158 horas a cumplir con sus obligaciones fiscales", según se desprende del informe Paying Taxes 2016, elaborado por PwC en colaboración con el Banco Mundial.

España es uno de los países que más ha simplificado los trámites para cumplir con la Agencia Tributaria durante los últimos año gracias al impulso de las herramientas tecnológicas. Desde Hacienda se ha hecho un esfuerzo por facilitar la presentación de las liquidaciones a través de la página web o sistemas telemáticos. "El número de horas que necesitan las compañías para pagar sus impuestos pasó de 167 a 158 horas en 2014". Una visión más amplia, desde 2006 el número de horas que dedican las sociedades a cumplimentar con los trámites tributarios se habría reducido en 140 horas.

El informe analiza los regímenes fiscales de 189 países de todo el mundo y su impacto en las empresas. España se sitúa en el lugar número 12 de la clasificación de países europeos por número de horas que las empresas dedican a sus obligaciones fiscales. La media de horas necesarias para cumplir con el fisco asciende a 185,5 en Europa muy lejos de la media mundial, en 261 horas.

"Luxemburgo, con 55 horas, es el país de la Unión donde es necesario emplear menos tiempo, mientras que Bulgaria y la República Checa, con 405 y 423 horas, respectivamente, son los que exigen mayor dedicación", señala el informe.

El pago de las cotizaciones a la Seguridad Social es la obligación que exige más tiempo a las empresas —90 de las 158 horas que emplean—-; cumplimentar con los requisitos para pagar el impuesto de sociedades supone unas 33 horas al año y liquidar el IVA exige otras 35 horas.

Alberto Monreal, socio de PwC Tax and Legal Services, señala que "en los próximos años la Administración Tributaria española debe hacer frente a varios retos: en el ámbito internacional la implantación definitiva de las medidas propugnadas desde la OCDE y la UE, incluidas en los planes inspirados en BEPS, transparencia en la fiscalidad y lucha contra el fraude, e internamente al desafío que supone encontrar una solución a los problemas territoriales que plantea la fiscalidad y su recaudación entre los varios modelos existentes. En otro orden, no menor, estaría el desarrollo de la recién reformada Ley General Tributaria, incluido el proyecto de gestión electrónica del IVA y probablemente una reducción del tipo del Impuesto de Sociedades, que continúe la senda iniciada por otros que van por delante en la incorporación de la filosofía BEPS".

El capítulo donde más ha avanzado la administración española para facilitar el pago de impuestos es el IVA. Ha pasado de las 44 horas que se requerían en 2013 a las 35 horas actuales. En relación con el número de pagos, "las empresas europeas necesitan 10,9 pagos al año para cumplir con Hacienda —muy por debajo de la media mundial, situada en 25,6 horas— . En España, una compañía de tipo medio debe realizar nueve pagos, una cifra igual a la de países como Alemania e Irlanda, y ligeramente superior a la de otros como el Reino Unido y Francia, con ocho".

El documento también recoge la evolución de la carga tributaria de las empresas a los largo de los años, siempre tomando como base una empresa tipo, de tamaño medio y de ámbito doméstico, para que la comparación pueda ser uniforme en todos los países que incluye el informe.

En este sentido, el porcentaje de impuestos – Impuesto de Sociedades, cotizaciones, IVA…que pagan de media las empresas en todo el mundo se sitúa en el 40,8% de sus ingresos netos. En España esta media aumenta hasta el 50% —si bien se ha reducido en ocho puntos respecto a nuestro informe del año pasado elaborado con datos de 2013—. Una cifra que también está por encima de la media de la UE, situada en el 41,4%.