TDT

Los canales de televisión deberán resintonizarse otra vez en 2020

Las compañías de telefonía móvil pedirán a Bruselas que les asigne completamente la banda de frecuencias que ocupa ahora la televisión digital

Las compañías de telefonía móvil van a solicitar a la Comisión Europea que les asigne completamente la banda de frecuencias de 700 megahercios (MHz) para los servicios de Internet móvil de 4G y 5G, en la próxima reordenación del espectro radioeléctrico que prepara Bruselas de cara a 2020. Esta banda de los 700 MHz está ocupada actualmente por la televisión digital terrestre, que deberán trasladarse a una banda inferior, por lo que su liberación obligará a otra resintonización de los canales del televisor y a recolocar las antenas colectivas e individuales de 15 millones de hogares antes de junio de 2020.

Los usuarios ya tuvieron que afrontar recientemente un proceso de resintonización de sus televisores, así como recolocar sus antenas colectivas o individuales. El cambio se inició en el último trimestre de 2014 y culminó el 31 de marzo de 2015, tras la liberación de la banda de 800 MHz donde operaban los canales de la TDT en favor de las operadoras de móvil que las precisaban para los servicios 4G.

Pero la Comisión Europea anunció otra reordenación de frecuencias para dar cabida a los nuevos servicios móviles, en particular, los que tienen que ver con Internet móvil que precisan de ancho de banda adicional y “contribuir a desarrollar las aplicaciones transfronterizas”, según justificó la Comisión.

Con tal fin, el órgano ejecutivo ha abierto un periodo de consultas para que los distintos actores del proceso (operadores de telefonía, cadenas de televisión, asociaciones de usuarios, organismos técnicos y reguladores) le remitan sus propuestas y valoraciones antes del 12 de abril.

Pues bien, los servicios jurídicos de los operadores ya preparan una respuesta unánime ante la Comisión: quieren que se desocupe completamente la banda de los 700 MHz en cinco años para alojar los nuevos servicios, no solo de la actual 4G sino de la siguiente generación 5G, que ya está siendo desarrollada técnicamente y que será plenamente comercial en 2020, informaron en fuentes del sector.

Tres cambios en 15 años

Si Bruselas admite los argumentos de las operadoras, en 2020 se producirá la tercera migración de canales en 15 años. La primera, y más trascendente, tuvo lugar por el llamado apagón analógico, el tránsito desde la televisión analógica a la digital y culminó el 30 de noviembre de 2005.

La segunda reantenización se produjo entre el 26 de octubre de 2014 y el 31 de marzo de 2015, tras una prórroga de tres meses que otorgó el Ministerio de Industria ante el atasco que se produjo por la falta de antenistas.

Estos procesos no suponen solo un desafío técnico y una molestia para los usuarios. También llevan implícito un fuerte gasto. En la última resintonización, Industria subvencionó con 280 millones de euros a las comunidades de propietarios para los cambios de antena. Y las compañías de móvil gastaron en torno a 100 millones de euros adicionales.

Internet móvil

De esta forma, los canales de televisión que ahora se alojan en el espectro comprendido entre 694 y 790 MHz tendrán que volver a migrar a una banda inferior antes de junio de 2020, aunque los Estados podrán prorrogar este plazo dos años El espectro de 700 MHz resulta particularmente valioso para los operadores de móvil, porque es ideal para ofrecer cobertura en el interior de los edificios, desde donde los usuarios consumen cada vez más datos a través de smartphones, tabletas y todo tipo de terminales.

Pero el nuevo dividendo digital, como se conoce a estas asignaciones de frecuencias para el móvil, no solo implicará tener que volver a llamar al antenista y reprogramar los canales del televisor, sino que, si los planes de los reguladores como la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) se cumplen, pueden obligar a cambiar los propios televisores.

Los reguladores quieren aprovechar esta migración para cambiar el modo de transmisión, la calidad de definición o la codificación de la imagen de la propia TDT. Los nuevos estándares de calidad de los televisores como la Ultra Alta Definición (UHD) no han encontrado aún una respuesta en las emisiones de las cadenas en abierto, y solo las cadenas de pago emiten contenidos con esta calidad.

El Gobierno también debe pronunciarse pues, al fin y al cabo, es el responsable de la asignación del espectro. Países como Alemania o Francia, siguiendo el ejemplo de Estados Unidos, ya han licitado la banda de 700 MHz para los nuevos servicios móviles. El consuelo para tanta molestia es que el Estado se llevará un buen pellizco de esta reordenación si subasta la banda de 700MHz que ocupan gratuitamente las cadenas de televisión. Los operadores móviles ya pagaron 1.600 millones cuando se les asignó la banda de 800 MHz, y tendrían que volver a pujar por la de los 700 MHz

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el organismo dependiente la ONU, acordó en su última conferencia mundial celebrada en noviembre de 2015 en Ginebra destinar la banda de los 700 MHz a la banda ancha móvil en las regiones que aún no se ha implementado (Europa, África, Oriente medio y Asia central) mediante la asignación del llamado segundo dividendo digital.

Bruselas estudia ahora la armonización de esa banda para toda la UE. El Gobierno español ya era consciente antes de que ese proceso es inevitable. De hecho, el Ministerio de Industria dotó en los presupuestos generales de 2015 una partida de 570.000 euros para los estudios técnicos que aseguren que la mudanza se realiza sin trastornos para los usuarios.

Más información