Selecciona Edición
Iniciar sesión

La renta de agricultores y ganaderos retrocede a niveles de 2000

El repunte de los costes y el leve avance de la producción final agraria limitan los ingresos

La renta agraria experimentó en 2015 un incremento del 1,2% medida en términos corrientes, hasta los 22.063 millones de euros, según los datos provisionales del Ministerio de Agricultura. Esta cifra está por debajo de los niveles de 2001 y refleja la pérdida de capacidad adquisitiva del conjunto del sector agrario pese al incremento de las ayudas comunitarias directas.

Entre las causas de este estancamiento destacan dos: el escaso avance del valor de la producción final agraria, prácticamente estabilizada entre los 41.000 y los 43.000 millones de euros por el mal comportamiento de los mercados, y el fuerte incremento de los costes de producción, que pasaron de 14.000 a 21.000 millones por el repunte de los precios de los abonos y la energía.

En 2015, la producción agraria descendió un 1,8% en volumen, con un incremento en precios del 4,4%, hasta los 43.466 millones de euros. La producción vegetal registró una caída en volumen del 6,3%, sobre todo en cereales, vino y patatas, y del 50% en aceite, donde se computan los datos del ejercicio anterior.

En precios, se registraron valores positivos en frutas y hortalizas hasta su hundimiento en las últimas semanas por la concentración de producción provocada por el calor, que adelantó su desarrollo. En el balance negativo del año destacan los productos ganaderos, fundamentalmente por las bajas cotizaciones en el porcino (-10%), en la leche de vaca, donde la caída media fue del 15%, y en los huevos (-8%).