Selecciona Edición
Iniciar sesión

Guindos sugiere al Eurogrupo un cambio en la política fiscal

España no cumplió con las metas de déficit en toda la legislatura pasada, pero el agujero fiscal ha bajado del 9,6% del PIB en 2011 al 4,5% en 2015

España no cumplió con las metas de déficit en toda la legislatura pasada. Pero el agujero fiscal ha bajado del 9,6% del PIB en 2011 al 4,5% en 2015, según los datos provisionales del Gobierno. El ministro de Economía, Luis de Guindos, se declaró ayer en Bruselas “un ortodoxo” en materia de política económica. Pero se alineó con el jefe del BCE, Mario Draghi, que lleva meses pidiendo a la eurozona la necesidad de “repensar” la política fiscal de la eurozona, oficialmente neutral. “La política fiscal debería jugar cierto papel a corto plazo”, concedió el ministro, “para que la política monetaria funcione a pleno rendimiento”. “Pero para ello también es imprescindible sanear la banca y hacer reformas”, recordó.

El Gobierno llevaba meses diciendo que iba a cumplir las metas de déficit. En las últimas 48 horas la realidad le ha obligado a dar un viraje: España cerró el año por encima del objetivo, y la Comisión considera que el incumplimiento se ampliará hasta 0,8 puntos de PIB —el equivalente a 8.800 millones de euros— si no hay ajustes. Tanto el PP como el PSOE, Ciudadanos y Podemos coinciden en la necesidad de dar más margen a España para cumplir con las reglas fiscales. El Eurogrupo, en cambio, pide “mano firme”. Guindos recordó ayer que la clave para cumplir el déficit es el crecimiento: “Si el PIB avanza en torno al 3% será más fácil recortar el déficit; en caso contrario, cuidado”. La evidencia histórica le da la razón: un ajuste del 0,8% podría recortar el PIB en torno a medio punto, y descarrilar de nuevo los objetivos fiscales.