Selecciona Edición
Iniciar sesión

Botín ganó 9,8 millones entre sueldo y pensión en 2015

El consejero delegado, José Antonio Álvarez, obtuvo 9,34 millones por todos los conceptos

Ana Botín, presidenta del Santander, tuvo en 2015 una remuneración fija y variable (de abono inmediato) de 4,88 millones de euros, un 9,4% más que en el ejercicio anterior. Si se incluye el variable diferido (que se paga en varios ejercicios según ciertos objetivos), que irá percibiendo a lo largo de los próximos cinco años, el importe asciende a 7,498 millones, con un aumento del 11,6%. Este elevado incremento interanual se debe al hecho de que en 2014 solo fue presidenta entre septiembre y diciembre y en 2015 ha estado el ejercicio entero.

Si a esta cantidad se suman los 2,3 millones que se ingresaron en su fondo de pensiones, la remuneración total suma 9,8 millones. Esta cantidad supone un 10,56% más que el ejercicio anterior. El Santander ganó el año pasado 5.966 millones, un 2,6% más que en 2014. Sin una provisión de 600 millones por litigios que mantiene en Reino Unido, el resultado hubiera crecido un 12,9%. Sin embargo, el beneficio por acción cayó un 15,9% en 2015.

Por su parte, el consejero delegado, José Antonio Álvarez, tuvo una remuneración de 6,674 millones por su salario fijo, variable cobrado y variable condicionado. Además, su fondo de pensiones se incrementó en 2,66 millones. Su remuneración total a 9,344 millones. No se puede comparar con lo que recibió en 2014 porque entonces era director general y no se desglosaba su salario.

La remuneración de los consejeros ejecutivos y la alta dirección del Santander bajó un 22,7% en 2015

La entidad, que hizo públicos anoche estos datos, afirmó que se ha congelado la remuneración fija de los consejeros ejecutivos (Ana Botín, José Antonio Álvarez, Matías Rodríguez Inciarte y Rodrigo Echenique) de 2016. La remuneración de los consejeros ejecutivos y la alta dirección del Santander bajó un 22,7% en 2015, de 104,4 millones a 80,8 millones. La alta dirección ha pasado de 25 a 21 ejecutivos.

El consejo, un 12,4% más

La remuneración total del consejo asciende a 29,705 millones con un aumento del 12,4%. “Este incremento se debe a: cambio de funciones de la presidenta y la incorporación de Rodrigo Echenique como consejero ejecutivo”, dice la entidad.

Los abonos diferidos están condicionados a que los ejecutivos permanezcan en el banco y que no se incurra en las cláusulas malus, que es una condición que impone el BCE si la entidad tiene problemas. El pago se difiere en cinco años, pero para la parte que se entrega en acciones es seis años, ya que hay que esperar un año para poder venderlas.

El consejero no ejecutivo que más cobra es Bruce Carnegie-Brown, con 631.842 euros; el siguiente es Guillermo de la Dehesa, con 370.825 euros e Isabel Tocino, 358.169 euros.

Más información