El jeque del Manchester City compra una megafinca en Badajoz

Mansour bin Zayed, hermano del emir de Abu Dhabi, adquiere 8.000 hectáreas en Valencia de las Torres, en la campiña sur de Extremadura

El jeque Mansour bin Zayed, miembro de la familia real de Abu Dabi y propietario del Manchester City, ha adquirido una finca de 8.200 hectáreas en el término municipal de Valencia de las Torres, una localidad del sur de la provincia de Badajoz donde viven alrededor de 700 vecinos, según ha adelantado el Diario Hoy de Extremadura.

"Se dice, pero son especulaciones, que el jeque ha pagado 55 millones de euros por la finca, pero creo que la cifra ni se sabe ni se sabrá", ha comentado el alcalde del pueblo, Valentín Pérez a Efe.

Propietario del Manchester City desde 2008, Mansour bin Zayed es el undécimo hijo del emir Zayed bin Sultan Al Nahyad (1918-2004), primer presidente de los Emiratos Arabes Unidos (EAU).

La finca adquirida, de nombre "Los quintos de San Martín", no es una desconocida para los habitantes del municipio, pero tampoco lo es para "las altas esferas" de la sociedad española ni para los jeques árabes.

De hecho, esta finca, situada a unos dos kilómetros del pequeño casco urbano de Valencia de las Torres, ha sido testigo de cacerías en las que participaron, según ha contado el alcalde, "el propio Juan Carlos I, Emilio Botín, los 'Albertos' y algún jeque", entre otros.

De enorme potencial cinegético, "Los quintos de San Martín" ha sido propiedad hasta ahora de la familia Mora-Figueroa, que dedicó la explotación de la misma al ovino y a la caza, principalmente, pero también a la conservación de la misma dado su gran valor medioambiental y con presencia de especies protegidas.

Cruzada por el río Matachel, la finca, que agrupa a un total de 14 cortijos y que daba trabajo a 70 personas, conoció tiempos mejores con la actividad agrícola (cereal), ganadera y cinegética, pero en 2011 sus propietarios presentaron un ERE y dos años después un segundo expediente de regulación de empleo.

Actualmente, son cerca de 30 empleados los que siguen trabajando en la misma, principalmente en labores de mantenimiento y vigilancia ganadera y ambiental. A estos se han sumado desde el pasado lunes un total de ocho trabajadores, pues "el jeque -afirma Pérez- ya ha empezado algunas obras".

Estas primeras actuaciones se centran en la vivienda principal, donde residían los Mora-Figueroa cuando visitaban la finca. Pero Mansour bin Zayed, de 45 años, quiere más y ya ha pedido permiso para construir un pequeño helipuerto.

Como es de esperar, la "llegada" del jeque no ha pasado desapercibida para los vecinos, algunos de los cuales, según han afirmado a Efe, ya la conocían desde hace varias semanas.

De momento, en el bar Sol, en pleno centro del pueblo, no se retransmitirán partidos del Manchester City. "Aquí solo se ve al Madrid o al Barça", ha dicho Paco, su camarero.