crisis del acero

El Gobierno vasco viaja a Bruselas para influir en la crisis del acero

La consejera, Arantza Tapia denuncia la "dejación" del ministro de Industria en funciones,

José Manuel Soria

La consejera de Industria del Gobierno vasco, Arantza Tapia, ya tiene los billetes para viajar el lunes a Bruselas. El gabinete de Iñigo Urkullu va a intentar influir en la crisis del acero allí donde se toman las decisiones ante la "inacción" del Gobierno español y del ministro de Industria en funciones, José Manuel Soria, que ha provocado su no inclusión en el grupo de los siete ministros -Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Luxemburgo, Bélgica y Polonia- que van a negociar con la comisaria polaca Elzbieta Bienkowska posibles sanciones a Rusia y China por vender acero por debajo de su coste. España es el cuarto productor europeo y de Euskadi sale el 29% de lo que se produce en España.

"Soria no nos coge el teléfono ni nos devuelve las llamadas", critican desde el Gobierno vasco, "y no podemos quedarnos quietos. Somos conscientes de nuestra dimensión institucional y no queremos saltarnos nada, pero tenemos muy clara nuestra dimensión industrial y no podemos hacer dejación de nuestras obligaciones". Una delegación del Gobierno con Tapia al frente viajará el lunes a Bruselas, inicialmente a participar como oyentes en una conferencia sobre grandes consumidores de electricidad en la que van a estar presentes algunos de los ministros de los países más afectados, menos el de España. A partir de ahí intentarán concertar el mayor número de reuniones para sumarse al malestar del sector del acero en Euskadi y hacer presión para que se tomen medidas, "al más alto nivel, lo antes posible".

El Gobierno vasco entiende que “en esta Conferencia" -organizada por la Comisión de mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes- se va a analizar el tema de fondo de la problemática que atraviesa el sector del acero. "Por eso mismo, existen momentos y lugares en los que hay que estar". “Lo sucedido con esta conferencia es un ejemplo de la importancia de que Euskadi pueda tener voz propia en Europa, donde hoy el representante reconocido y autorizado inicialmente para acudir desprecia semejante oportunidad, al Gobierno Vasco no le queda sino explorar, hasta el final, las posibilidades de hacer llegar nuestros intereses y reivindicaciones”.

El Gobierno Vasco ha remitido sendas cartas al Comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete; a la comisaria de Comercio, Cecilia Malmstrom; y a la comisaria de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes; los tres comisarios directamente relacionados con la problemática que atraviesan las Acerías.

En Euskadi el sector del acero, -entre acerías, ingenierías, bienes de equipo y empresas transformadoras-, se agrupa en torno a 110 empresas que dan empleo a 15.000 personas, de las 60.000 que trabajan en el sector en todo España. El pasado año las las empresas vascas del sector facturaron 5.000 millones de euros -el 60% procedente de la exportación-.

En el caso de las acerías, el peso de Euskadi en España es algo superior. La mitad de las plantas españolas están radicadas en Euskadi, que produce el 29% del total del acero, emplean a 4.500 personas y el pasado año su facturación ascendió a 1.700 millones. El sector siderúrgico vasco supone el 37% del PIB industrial de la comunidad autónoma. La planta de Sestao, Bizkaia de Arcelor Mittal, ha apagado su horno y ha metido a 335 trabajaodres en un ERE indefinido. Arcelor atribuyó el ERE y la parada del horno a que "China está inundando el mercado con acero por debajo de su coste".