Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Las regiones europeas pedirán prestado 540.000 millones hasta 2017

Las administraciones territoriales de España tendrán unas necesidades financieras de 34.000 millones en 2016

Los gobiernos regionales y locales de Europa pedirán prestado una cantidad próxima a los 270.000 millones de euros al año entre 2016 y 2017, según un informe difundido este jueves por Standard&Poor´s. En los dos años del estudio, las administraciones regionales y municipales pedirán créditos por 540.000 millones de euros, una cantidad equivalente a la mitad del PIB español.

"El endeudamiento de los Gobiernos regionales y locales europeos se estabilizará en este periodo después de que haya experimentado una disminución constante durante los últimos tres años", explica el informe. "Durante el periodo 2012-2015, el endeudamiento de estas administraciones se redujo en casi un 20% debido a la consolidación presupuestaria de los Lander alemanes, las comunidades autónomas españolas y las regiones de Italia", añade el documento que analiza las necesidades financieras de estas administraciones europeas.

Standard&Poor´s concluye que en el futuro las necesidades de financiación de los Gobiernos regionales y locales de Suecia, Noruega y Rusia podrían compensar la reducción de las necesidades de financiación de países como Alemania, España e Italia. 

Fruto de este cambio, la agencia de calificación crediticia prevé que "la diversificación geográfica del endeudamiento europea LRG. alemán y GLRs españoles son propensos a disminuir su presencia en el mercado de deuda, con el suizo, sueco, francés, GLRs rusos y noruegos que llenan el vacío".

Esto hará que la deuda total de las administraciones regionales y locales para los 27 países analizados supere los 1,9 billones a finales de 2017. "Proyectamos que los bonos, incluidos los colocados por los vehículos de financiación municipales, representarán alrededor del 37% de la deuda de estas administraciones en el periodo 2016-2017", indica el informe.

La dependencia de los mercados de capitales varía según los países. El 60% de la deuda de las administraciones territoriales de Alemania está en bonos. En Francia, donde sus regiones y Ayuntamientos se basan principalmente en los préstamos bancarios, esta proporción es un mero 20%, mientras que los préstamos del gobierno central cubren casi todas las necesidades de financiación de las regiones españolas.

La dependencia de los bonos puede aumentar, sin embargo, si la reciente decisión del Banco Central Europeo (BCE) para incluir la compra de bonos de las Administraciones regionales y locales en su programa de compra de deuda pública podría impulsar la colocación de bonos en los países de la zona euro.

Las administraciones españolas bajarán su endeudamiento un 25%

"Esperamos que el endeudamiento bruto de las las administraciones regionales y locales españolas --el dinero que tendrán que pedir prestado para hacer frente a sus necesidades de financiación y cubrir sus vencimientos-- descienda desde los 43.000 millones de 2015 a los cerca de 34.000 millones en 2016 y los 32.000 millones en 2017, lo que supondría una disminución del 25% en dos años", señala el informe en el apartado dedicado a las administraciones españolas

Esta rebaja del endeudamiento se debe a la la reducción gradual de los déficit público de las comunidades autónomas, aunque la agencia de calificación augura que podrán producirse algunas desviaciones sobre los objetivos oficiales. "Esperamos que las necesidades de financiación de las comunidades para 2016 y 2017 serán cubiertas en su mayoría por las líneas de liquidez patrocinada por el gobierno central --el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA)--, con algún recurso moderado a préstamos bancarios, y prácticamente ninguna emisión de bonos, con algunas excepciones posibles".

Respecto a las entidades locales, prevé que mantengan el superávit para los dos próximos años, en línea al excedente presupuestario que mantienen desde 2012. Por eso, la agencia de calificación estima que la emisión de deuda de los Ayuntamientos será muy limitada. Y vendrá principalmente por la refinanciación de los vencimientos de las entidades que tengan permiso para hacerlo a la luz de sus niveles generales de deuda.