Selecciona Edición
Iniciar sesión

Boeing se desploma en Bolsa por una investigación a sus cuentas

La compañía aeroespacial estadounidense sufre la mayor caída en la sesión desde que empezó a cotizar hace cuatro décadas

Las acciones de Boeing volvieron a entrar este jueves en barrena, al llegar a caer hasta un 12% tras conocerse que el regulador de Wall Street está examinando las cuentas de los aviones de la familia B787 Dreamliner y del B747. Se trataría de arrojar luz en la manera en la que el fabricante contabiliza los costes de estos dos modelos y, a partir de ahí, cómo proyecta los beneficios a largo plazo.

El supervisor bursátil no tiene abierto aún un expediente formal. La compañía Boeing, por su parte, evitó hacer comentarios sobre los detalles revelados por la agencia Bloomberg. La información explica que la SEC –equivalente a la CNMV española- quiere determinar si se están registrando de una manera adecuada los costes y las expectativas de ventas de estos dos aviones.

Boeing se convirtió así en el gran responsable de la caída que sufrió el Dow Jones, que se dejaba un 2,5% a media sesión. Es el segundo desplome que sufre la compañía aeroespacial en dos semanas. El pasado 27 de enero perdió un 9% de su valor bursátil coincidiendo con la presentación de sus resultados para el ejercicio. Fue la mayor caída desde los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Sus cuentas anuales registraron una caída del 5% en el beneficio neto, que quedó en los 5.180 millones de dólares tras ingresos de 96.110 millones. La dirección de Boeing rebajó además la proyección del negocio para 2016 por la volatilidad global. Ahora espera entregar hasta 745 aviones este año, frente a las 762 unidades que concedió en 2015 y que marcaron un récord.

El Dreamliner es el avión más moderno de Boeing, mientras que el Jumbo es el más icónico. Este último modelo, que acaba de incorporar las innovaciones técnicas del B787, está atravesando por un periodo complicado debido a la sequía de pedidos, hasta el punto de que va a tener que recortar a la mitad el ritmo de producción. Boeing es, además una de las principales contratistas del Pentágono.

Despidos a la vista

Ray Conner, responsable de la división de aviones comerciales de Boeing, anticipó este jueves un ajuste de plantilla en la compañía "para reducir costes" tanto en el proceso de diseño y como la cadena de ensamblaje. El recorte arrancará a nivel ejecutivo y administrativo. El margen de beneficio de Boeing se redujo del 9,3% al 3,5% en un año por los programas B787 y B747.

La corporación de Chicago, que celebra este año su centenario, empezó a cotizar en enero de 1972. Si se mantiene la intensidad de la caída hasta el cierre de la sesión, será la peor jornada desde que se estrenó en el parqué hace casi cuatro décadas y media. El peso de Boeing provocó que el índice Dow Jones perdiera 85 puntos este jueves. La compañía perdió un tercio del valor este año.