Tesla presentará en marzo su primer coche eléctrico ‘low cost’

El fabricante de automóviles y baterías fundado por Elon Musk triplica sus pérdidas anuales

Tesla ya tiene fecha para la puesta de largo de su primer vehículo eléctrico destinado al mercado de masas: el Model 3. Se presentará el próximo 31 de marzo. La idea de Elon Musk es que no supere los 35.000 dólares, la mitad que el sedan Model S, y tendrá una autonomía de 320 kilómetros por carga. La compañía cerró el ejercicio con pérdidas de 890 millones, el triple que en 2014, por el coste del Model X.

Wall Street recibió los resultados con un alza del 14%. Si se toma como referencia el rendimiento del cuatro trimestre, registró un incremento del 76% de las entregas respecto al mismo periodo de 2014. Las ventas para el conjunto del ejercicio del Model crecieron un 51%, unas 25.200 unidades. Contrasta con la caída del 16% del Lexus LS y del Jaguar XJ o del 13% en el Panamera de Porsche.

En la actualidad hay 107.000 coches de la marca Tesla circulando por todo el mundo. Tesla introdujo el año pasado el Model X, un vehículo del tipo SUV que pretende competir en el mercado de coches eléctricos con el BMW X5 eDrive, el Porsche Cayenne Plug-in Hybrid o el Volvo XC60 Plug-in Hybrid. También presentó un nuevo sistema de piloto automático para los dos modelos.

El futuro Model 3, por tanto, le ayudará a llegar a un segmento de mercado inferior pero mucho más grande. La compañía habla de 1.500 millones de inversión este ejercicio para ampliar la capacidad de producción y para reforzar la fabricación de las baterías que lo alimentan. El objetivo es empezar la producción a comienzos de 2017 y poder realizar las primeras entregas para final de ese año.

Tesla produjo 14.037 vehículos en el cuarto trimestre, un récord para la compañía. El Model X espera alcanzar un ritmo de 1.000 unidades a la semana para la segunda mitad de 2016. La proyección es entregar entre 80.000 y 90.000 unidades en el ejercicio 2016 para sus dos modelos, de las que unas 16.000 se realizarán en el primer trimestre. Eso supone una mejora anual del 60%.

Tesla tiene un rendimiento irregular en Wall Street. Antes de presentar resultados perdía un 40% de su valor en lo que va de 2016, frente al 10% del índice S&P 500. Desde la última vez que publicó sus cuentas redujo en un tercio su capitalización bursátil, en parte porque la demanda en EE UU no es tan fuerte como se esperaba. Musk explicó que el grueso de la inversión en el Model X está hecha.

Más información