El nuevo director de Pemex seguirá recortando el gasto de la petrolera

José Antonio González Anaya reconoce que la situación de la firma es “muy difícil” y que hará lo necesario para mejorarla

El nuevo director de Pemex, José Antonio González Anaya, tiene como primera misión al frente de la petrolera mexicana encontrar la forma de recortar los gastos de la firma. En sus primeras declaraciones a la prensa mexicana, González Anaya ha reconocido que revisará las cuentas de la compañía antes de tomar una decisión sobre si hará recortes entre los trabajadores de Pemex. “Tenemos que priorizar la inversión, y ciertamente, la prioridad fundamental que es determinar exactamente cómo implementar ese recorte de gasto que es necesario, dadas las circunstancias”, ha dicho.

González Anaya fue designado como director de la petrolera el pasado lunes y ha recibido el relevo de manos de Emilio Lozoya, quien desde 2012 estuvo al frente de la firma. El nuevo director ha señalado en una entrevista en la televisión que Pemex “está en una situación muy difícil” y que hará “lo necesario” para sacarla adelante. La compañía pasa por su peor momento financiero con pérdidas históricas y la caída de la producción petrolera, al mismo tiempo que los mercados mundiales del petróleo sufren una severa depresión.

El perfil de González Anaya --un economista con experiencia en finanzas públicas-- indica que el primer paso de la petrolera será sanear sus cuentas. “No soy un experto petrolero”, ha reconocido ante los medios pero ha defendido su carrera como funcionario público. Al nuevo director de Pemex se le atribuye el nuevo orden en las finanzas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) --el instrumento de seguridad social y salud de los trabajadores mexicanos--.

“No soy un experto petrolero”

José Antonio González Anaya, director de Pemex

En el panorama del nuevo director de Pemex está el aprovechamiento de la reforma energética para mejorar la salud de la petrolera. “Vamos a tratar de utilizar los nuevos mecanismos, las nuevas figuras y esquemas para potenciar esta gran empresa que es Pemex”, ha explicado González Anaya. La mira estará en las acciones que la nueva administración tome de cara a la entrega de su reporte anual, el próximo 26 de febrero, y su relación con el Gobierno de México como “el mayor contribuyente del país”.

Cuestionado sobre su relación con el expresidente Carlos Salinas de Gortari, González Anaya reconoció que es cercano a él. “Es mi amigo y tengo una relación de respeto con él. Mi trayectoria es independiente”, dijo. El nuevo director de Pemex es también concuño del expresidente mexicano ya que está casado con Gabriela Gerard, hermana de la esposa de Salinas de Gortari.