Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Asahi ofrece 2.500 millones a AB InBev por Peroni y Grolsch

La cervecera japonesa quiere aprovechar que la multinacional debe vender activos en Europa tras cerrar la compra de SABMiller

La cervecera japonesa Asahi ha presentado este miércoles una oferta al gigante belga Anheuser Busch InBev (AB InBev) para hacerse con parte del negocio europeo de SABMiller por 2.550 millones de euros, lo que incluye marcas como Peroni, Grolsch y Meantime. AB InBev ha dado a Asahi un periodo de exclusividad respecto a estas marcas. La multinacional belga, con sedes en Lovaina, había convocado una subasta para vender las principales marcas de SABMiller, cuya adquisición acaba de ser acordada.

En noviembre, la mayor cervecera del mundo, la belga AB InBev, llegó a un acuerdo para comprar la británica SABMiller, en una operación valorada en 68.000 millones de libras (95.200 millones de euros). La venta de marcas como la italiana Peroni, la holandesa Grolsch o la británica Meantime tiene como objetivo permitir esta adquisición, sin infringir la normativa sobre competencia.

La compra de estas marcas europeas por parte de Asahi daría a la compañía nipona presencia fuera de Japón, ahora que su mercado nacional está afectado por una contracción causada por el envejecimiento de la población y la dura competencia en el sector. El gigante nipón ya tiene una cuota de mercado del 38% en el país asiático, pero quiere salir del archipiélago oriental. Otras cerveceras de aquel continente también han contemplado presentar ofertas por Grolsch y Peroni, según fuentes cercanas a la operación.

“Asahi es cada vez más agresiva en los mercados extranjeros”, analiza Masashi Mori, del banco Credit Suisse, en declaraciones a la agencia Bloomberg, al tiempo que subraya que el fabricante japonés podría exportar las cervezas Grolsch y Peroni a todo el sudeste asiático y Australia, donde ya opera con sus marcas históricas. El presidente de Asahi, Akiyoshi Koji, comentó que la ambición del grupo es convertirse en una empresa global: “Nos hemos centrado en Asia y Oceanía, pero queremos ampliar nuestro radio de acción a otras regiones”, añade Koji.