Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Burger King prueba con el ‘hot dog’

Es el mayor cambio en el menú de la cadena de hamburgueserías desde que hace cuatro décadas introdujo el pollo

La versión clásica del perrito caliente de Burger King. Candice Choi

Burger King lo intenta donde fracasó McDonald´s. La cadena de comida rápida va a incluir perritos calientes en su menú para no depender solo de las hamburguesas. Es un mercado enorme, si se piensa que el voraz consumidor estadounidense come más de 20.000 millones de hot dogs al año. Aunque el paso es evidente, el gran reto para la compañía será ofrecer un producto simple y que no se desmarque mucho de la imagen de la marca. Tiene a Kraft Heinz de aliada.

Los perritos empezarán a ofrecerse el 23 de febrero en la mayorías de locales que opera en Estados Unidos, a un precio de 1,99 dólares para la versión clásica y que se eleva a 2,29 dólares en la de chili y queso. La compañía dice que será un segmento permanente en el menú. Alex Macedo, presidente de Burger King America, espera que se convierta en el “Whopper de los hot dogs”.

La cadena lleva haciendo pruebas con los perritos calientes desde hace 18 meses en cinco ciudades –Salt Lake City, Memphis, Baltimore, Detroit y Kansas City. Como explica Macedo, trataron de mantenerlo todo este tiempo al margen de mercado como el de Nueva York o Chicago para coger al público por sorpresa. El directivo explica que el cliente podrá confeccionarlo a su gusto.

Esta flexibilidad no es casual. A diferencia de las hamburguesas, cada región de EE UU tiene una forma diferente de entender el perrito caliente. El gusto, como señalan desde el Food Institute, está muy localizado. El estilo del hot dog de original de Chicago no tienen nada que ver con el que se come en Nueva York, en Atlanta o Kansas City. Cada ciudad dice que el suyo es el mejor.

Se trata del mayor cambio en el menú desde 1979, cuando incorporó el pollo. Burger King está controlada por 3G Capital. El fondo brasileño es además la dueña del conglomerado alimentario Kraft Heinz, propietaria de la marca Oscar Mayer. Aunque el rival más evidente lo tiene en la cadena Sonic, los perritos calientes son también un segmento importante en el menú de Shake Shack.

La introducción de los perritos calientes en el menú de Burger King no debería ser complicada, porque ya cuenta con las parrillas para hacer las hamburguesas. Además, sus restaurantes disponen de básicamente todos los ingredientes necesarios para condimentarlos, explicó Macedo en la presentación, también de Kraft. "No sé como no se hizo antes", concluye.

Más información