Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El beneficio de Abertis se triplica por la salida a Bolsa de Cellnex

El resultado sin contar extraordinarios crece un 7%, con un 70% de los ingresos generados fuera de España

El beneficio de Abertis casi se triplicó en 2015, hasta los 1.880 millones de euros, gracias a las plusvalías derivadas de la colocación en Bolsa del 66% de Cellnex, según ha comunicado la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). "Es el beneficio más alto logrado nunca por la compañía. El mejor año de resultados de nuestra historia", ha remarcado este martes el consejero delegado, Francisco Reynés. Según la empresa de infraestructuras, sin tener en cuenta los resultados extraordinarios, así como otros efectos y provisiones, el resultado neto de Abertis en términos comparables creció un 7%. La compañía ha aprovechado los beneficios extraordinarios para sanear su balance. "Tenemos un balance saneado, limpio, en el que solo podemos tener ya sorpresas positivas", precisó el ejecutivo de Abertis.

El tráfico creció en las autopistas de la mayoría de los mercados donde opera la empresa concesionaria. El incremento del tráfico fue del 8,5% en sus autopistas chilenas y del 6,1% en las españolas. Precisamente en nuestro país el tráfico pesado aumentó un 8,5%, "es un buen indicador de como está evolucionando la actividad económica", ha precisado al tiempo que ha reflexionado sobre los motivos de este aumento. "Creo que la recuperación del tráfico tiene que ver más con la renovación del parque de automóviles que con el abaratamiento de los combustibles".

Un año lleno de extraordinarios

El ejercicio 2015 de Abertis ha estado marcado por los resultados extraordinarios. Las plusvalías de 2.666 millones por la salida a Bolsa de Cellnex ha permitido  la empresa hacer frente a provisiones y extraordinarios negativos y aun así lograr un beneficio récord.

Abertis ha realizado una provisión neta de 260 millones por la pérdida de valor de su filial brasileña Arteris. Además, ha provisionado totalmente los ingresos por el convenio de garantía de tráfico de la AP-7. También ha contabilizado 73 millones en Autema tras  la  aprobación  unilateral  de  un  Decreto  por el  gobierno regional de Cataluña, que modifica los términos de la concesión y genera un descenso significativo de los ingresos. 

Además, en 2015 la compañía recibió un auto de ejecución estimando la demanda ejecutiva presentada por una parte de las entidades financieras acreedoras de Alazor, concesionaria de autopistas radiales de Madrid, por el que se obliga a los accionistas de Alazor a pagar las cantidades reclamadas, cantidades ya consignadas y provisionadas totalmente por Abertis. Sin embargo, y paralelamente al correspondiente recurso de apelación presentado por Abertis, se ha considerado provisionar 117 millones de euros para cubrir el eventual riesgo de que el resto de entidades financieras acreedoras interpongan correspondiente auto de ejecución.

Durante el mes de julio, y en vista del silencio administrativo sobre la solicitud presentada en 2011 para el reequilibrio financiero de la concesión debido al impacto de la construcción de vías paralelas gratuitas, la compañía ha presentado un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Supremo.

También ha provisionado otros 92 millones de euros por ajustes en concesiones que están a punto de concluir.

.

En Francia, por su parte, el tráfico ha crecido un 1,8% y eso que se ha notado cierta desaceleración en el último trimestre tras los atentados de París; en Puerto Rico (+0,8%) y Argentina (+0,7%) crecieron ligeramente, mientras que el tráfico cayó en Brasil un 2,3%, sobre todo por el descenso de vehículos pesados derivado de la crisis económica. No obstante, la empresa prevé para este año salvar esta caída de tráfico en Brasil con un aumento de las tarifas, de un 18% de media.

A esa caída del tráfico se sumó el impacto de la depreciación del real brasileño, de modo que el país ha sido el principal lastre para el grupo en 2015. "El tema de Brasil es coyuntural", insistió Reynés, que subrayó que "la capacidad de caja de la compañía y las mejoras de gestión aún no están incorporadas al valor" de la acción. La caída en Brasil y el cambio de tratamiento contable de los ingresos asociados al acuerdo de la autopista AP-7 en España provocan que los ingresos de explotación caigan un 1,7%, hasta 4.378 millones, y el resultado bruto de explotación descienda un 7,5%, hasta 2.692 millones.

El 70% de los ingresos del grupo provienen ya de fuera de España. El mercado francés se consolida como el primero para Abertis, con una aportación del 37% al total de ingresos; seguido de España, con un 30%.

Proyectos de crecimiento

La compañía analiza seis proyectos de crecimiento en mercados que considera prioritarios, con especial atención a Europa occidental y América. Uno de los proyectos que se encuentra en fase de negociación es la adquisición a los accionistas de A4 Holding de dos autopistas en Italia, para lo que se ha extendido el plazo de exclusividad hasta finales del mes de marzo. También negocia otros dos proyectos en Europa y estudia su entrada en tres proyectos en América. "Ninguno de estos es en Estados Unidos", indicó Reynés que apeló a la confidencialidad de las negociaciones para evitar precisar en qué países se encuentran las autopistas.

Los analistas calculan que la empresa concesionaria dispone de unos 4.000 millones de euros para inversiones. "Tenemos un claro compromiso inversor, porque somos inversores", deslizó durante la presentación de resultados el primer ejecutivo de Abertis. En este capítulo, la firma negocia inversiones por hasta 2.000 millones de euros a cambio de ampliaciones del plazo de concesión en activos que ya forman parte de su portafolio en Brasil, Chile y Puerto Rico. En Francia también logrará una ampliación del plazo de la concesión a costa de nuevas inversiones.

El pasado mes de enero, Abertis cerró la toma de control del 100% de la chilena Autopista Central por importe de 948 millones de euros. Tras la compra, Autopista Central se consolidará de manera global en las cuentas de Abertis con un impacto anual estimado de aproximadamente 220 millones de euros de ingresos, 160 millones de euros en el resultado bruto de explotación y 400 millones de euros en l deuda neta.

Los ingresos por de la venta de Cellnex y la generación de caja permitieron a Abertis reducir su deuda neta, que a cierre de diciembre de 2015 se situó en 12.554 millones de euros, frente a los 13.789 millones de euros a cierre de 2014, lo que implica un descenso cercano al 10%. La ratio de deuda neta sobre beneficio bruto de explotación se sitúa en 4,7 veces. Del total de deuda, un 66% se constituye con garantía de los propios proyectos (sin recurso). El 90% de la deuda es a largo plazo y el 88%, a tipo fijo.

Perspectivas para 2016

Respecto a las perspectivas para este año, el primer ejecutivo de Abertis manifestó: "Vemos un 2016 prometedor en la evolución de la compañía y en los proyectos de crecimiento. Gestionamos bien lo que tenemos e incorporamos a nuestra cartera proyectos sólidos", agregó. Reynés insistió varias veces en el proceso de saneamiento del balance. "Nuestro balance está más que protegido. Hemos hecho un ejercicio de prudencia, con la provisión de 1.622 millones (—por discrepancias en la interpretación del convenio suscrito con el ministerio de la concesión de la AP-7 y por otras cuestiones de Brasil—) en momentos convulsos. Queremos ser sólidos en nuestro funcionamiento y prudentes en la gestión".

El ejecutivo explicó que la compañía compite con fondos de inversión en hacerse con proyectos y autopistas por todo el mundo. Por eso defendió la necesidad de no solo acudir a concursos de concesiones sino de la posibilidad de entablar conversaciones bilaterales para logra nuevas concesiones. "El mercado tiene que reconocer que los activos no solo se tienen que financiar si no también hay que gestionarlos", afirmó.

En sus previsiones para este año, la empresa espera lograr unos ingresos de cerca de 4.700 millones de euros, un incremento del 7,3% sobre el año anterior gracias al crecimiento del tráfico y de las tarifas. Respecto al resultado bruto de explotación (ebitda), la sociedad concesionaria augura que crecerán hasta los 3.100 millones de euros, un 15% más.