La producción industrial alemana cae un 1,2% en diciembre

El dato sorprende a las casas de análisis, que esperaban un repunte del 0,5%. En noviembre ya bajó un 0,1%

El principal motor de la primera economía europea echó el freno en el tramo final de 2015. La producción industrial alemana cayó en diciembre un 1,2% y encadenó así dos meses consecutivos en terreno negativo tras haber retrocedido un 0,1% en noviembre, según los datos hechos públicos este martes por el Ministerio de Economía alemán. El dato sorprendió negativamente a las principales casas de análisis, que esperaban un repunte del 0,5% en el último mes del año, y es una nueva señal de que la ralentización de los países importadores está afectando al corazón de la economía germana.

"Es una gran sorpresa y una decepción que la producción industrial no despegase en el tramo final del año", apunta Christoph Swonke, de DZ Bank, en declaraciones a Bloomberg.

El retroceso en la actividad del sector secundario alemán llega en un momento en el que el paro se encuentra en niveles históricamente bajos y en el que el consumo interno ha subido a máximos impulsado por el abaratamiento del petróleo —el país teutón, como España, es importador neto de crudo y cualquiera bajada en su precio se traslada al bolsillo de sus ciudadanos y a la cuenta de resultados de sus empresas—. Sin embargo, la ralentización de los países emergentes, con China a la cabeza, está ejerciendo de contrapeso en un país muy dependiente de las ventas al exterior.

La debilidad de la demanda procedente del exterior se ha erigido en el principal viento de cara para Alemania. China crecerá este año un 6,3%, según la proyección del Fondo Monetario Internacional, por debajo del 6,9% de 2015 y del 7,3% de 2014. El gigante asiático es el cuarto mayor comprador de las manufacturas germanas.

Las exportaciones en moneda extranjera —todas menos las dirigidas al resto de la eurozona— bajaron un 1,6% en diciembre y las importaciones cayeron en igual medida.

"La producción industrial entró en un periodo de sequía en el tramo final del año", apunta el Ministerio de Economía alemán en un comunicado. "Dada la mejora de los pedidos en el último trimestre de 2015, se espera que las compañías vuelvan a aumentar su producción en algún punto del primer trimestre de este año", añade.