Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Ibex afronta las señales de una nueva crisis sin Gobierno a la vista

La Bolsa española añade al combinado de dudas sobre la banca internacional y el comercio global la falta de Ejecutivo

El Ibex 35 terminó el 2015 como el selectivo europeo con peor evolución. Se dejó un 7,1% de su valor. Las empresas despidieron el ejercicio sin Gobierno en España y han iniciado la segunda semana de febrero sin Ejecutivo a la vista. Y la Comisión ya advirtió de que el mayor riesgo para la economía era la falta de un inquilino estable en La Moncloa. De momento, eso sí, España no es una isla: el Ibex pierde en 2016 casi un 15% al tiempo que Europa entera se tiñe de rojo.

La mayor caída desde agosto

El Ibex se dejó este lunes un 4,44%. Es la mayor caída desde el 24 de agosto del año pasado, cuando el índice selectivo se dejó un 5,01% y ligeramente inferior a la de unos meses antes, el 29 de junio perdió un 4,56%.

Estas tres son las mayores caídas de los últimos años. Hay que remontarse a 2012 para encontrar retrocesos de ese nivel, momentos en los que España había solicitado el rescate financiero para rescatar, principalmente, a Bankia y en plena crisis por la supervivencia del euro. En ese contexto se hallan retrocesos como el del 20 de julio de 2012, cuando el Ibex perdió un 5,82%.

El sector financiero fue la chispa que encendió la Gran Recesión de 2008. Ahora la banca vuelve a dar algunas señales preocupantes en Europa. El Deutsche Bank perdió el 9,5%. BNP Paribas, Santander y Barclays se dejaron más del 5% este lunes. Las entidades italianas vivían una jornada tan negra que incluso llegaron a ser suspendidas en la Bolsa de Milán ante su descalabro. La preocupación de que la economía mundial vuelva a entrar en crisis y que el sistema financiero, de nuevo, no tenga la fortaleza suficiente como para afrontar el frenazo, lleva a los inversores a buscar valores refugio y huir de los vaivenes de las Bolsas.

La Bolsa española añade a ese combinado de dudas sobre las finanzas internacionales y debilidad del comercio global la falta de Gobierno. Ha pasado más de un mes desde las elecciones generales y las negociaciones de investidura han dado ahora sus primeros pasos, pero sin visos de que se forme un Ejecutivo estable a corto plazo. Según señaló la Comisión Europea, "la incertidumbre que rodea la formación de Gobierno" es el mayor riesgo al que se enfrenta la economía española.

De momento, coinciden analistas y economistas, pesan más en los mercados españoles los problemas internacionales que la incertidumbre política. Solo un indicador da ya muestras de cansancio ante la poca perspectiva de un acuerdo gubernamental a corto plazo: el índice de confianza del consumidor. Este se resintió ocho puntos en enero, la mayor bajada en un solo mes desde 2012.

Los indicadores de la economía real, sin embargo, no dan de momento muestras de nerviosismo. De hecho, el ministro de Economía, Luis de Guindos, señaló la semana pasada que la incertidumbre política no era "ideal para la economía", pero aseveró que aún no hay ningún indicador real de actividad que haya recogido un impacto de esa incertidumbre.

Preguntado por supuestas presiones del Ibex para que el PP deje gobernar al PSOE y Ciudadanos, el portavoz del PP, Pablo Casado, aclaró este lunes que le habían preguntado a Rajoy por el asunto durante el comité de dirección del partido y que el presidente en funciones les había dicho que "ningún empresario, de Ibex o del fuera del Ibex se había puesto en contacto con él para decirle nada". Ni a él, ni a través de terceros. "Sí, pensamos", añadió Casado, "que lo que mejor le puede venir a las empresas españolas es que el PP siga gobernando", informa Natalia Junquera.

En el Ibex 35 no hay ninguna empresa que se libre del rojo en lo que va de año. Por sectores, los bancos son los que peor varapalo acumulan, en especial el Banco Popular (cae un 28,8% en lo que va de 2016) y Bankia (25,51%). También las empresas vinculadas a la contratación pública sufren, como ACS (-23,2%) y Sacyr (-21,28%).