Selecciona Edición
Iniciar sesión

La rotación en el empleo indefinido crece en 2015

Para crearse un puesto de trabajo indefinido, el año pasado fue necesario que se firmaran 1,45 contratos fijos

El contrato indefinido es cada vez menos sinónimo de empleo fijo. El año pasado, por cada puesto de trabajo estable que se creó fue necesario que se firmaran 1,45 contratos indefinidos, según un informe del gabinete económico de CC OO. Esta cantidad es ligeramente superior a la de 2014, cuando se necesitó que se rubricaran 1,42 contratos fijos.

 En el estudio, elaborado por segunda vez, se aprecia que en 2015 el incremento en la rotación en el empleo indefinido se ralentizó respecto a la aceleración de los años inmediatamente anteriores. El mayor incremento se dio entre 2012 y 2013, cuando pasó de 1,20 contratos fijos por puesto de trabajo estable a 1,35. Para extraer este índice, los técnicos de CC OO dividen el número de contratos indefinidos de 2015 (1.509.165) entre los asalariados indefinidos que en la última EPA tenían un año de antigüedad o menos (1.039.257).

Reforma laboral

“Cada vez un número mayor de contratos indefinidos no responden a su nombre”, apunta el informe, que esgrime estos datos para concluir también que con ellos se “advierte sobre la ineficacia de recetas como la del contrato único, pues aunque los contratos se llamen indefinidos no son necesariamente estables”.

“Como resultado de la reforma y de la política económica del Gobierno, los contratos indefinidos se han hecho más inestables. Ahora es necesario firmar más contratos indefinidos que antes de la reforma para consolidar un empleo permanente”, analizan los economistas del sindicato. “La reforma laboral de 2012 hizo más inestables los contratos indefinidos al abaratar el despido injustificado, y ampliar los supuestos para que la extinción del contrato sea calificada de procedente”, añaden.

La evolución del empleo indefinido detectada en el estudio coincide con lo que sucede con los contratos temporales, cada vez más cortos. Y en esto incide el estudio: “La salida de la crisis no sólo se está caracterizando por un aumento mayor del empleo temporal (el 66% del empleo asalariado creado en el último año es temporal), sino también por un incremento de la inestabilidad de los contratos indefinidos”.

Más información