Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La AIREF alerta de que la deuda no bajará del 60% del PIB hasta 2033

El presidente del organismo cree que la sostenibilidad no está suficientemente asentada y todavía existe un problema de credibilidad

ampliar foto

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, ha advertido este viernes de que la deuda pública seguirá por encima del 60% del PIB hasta al menos 2033. La Ley de Estabilidad Presupuestaria prevé que el endeudamiento público se reduzca desde el 98% actual hasta el 60% en 2020. Por eso ha reclamado que “es necesario disponer de un plan presupuestario a medio plazo realista y creíble para cerrar una brecha fiscal estructural de alrededor de 2,5 puntos del PIB”.

El máximo ejecutivo del organismo encargado de velar por la sostenibilidad  de las cuentas públicas ha intervenido durante la clausura del XXIII Encuentro de Economía Política celebrado en Orense, donde ha explicado a través a través de un powerpoint que de los 65 puntos porcentuales de incremento de la deuda pública desde que empezó la Gran Recesión, entre 2007 hasta 2014, unos 32 puntos son consecuencia directa de la crisis, otros 25 puntos porcentuales se deben a debilidades estructurales de las cuentas públicas y 8 puntos a la dinámica de la propia deuda.

La AIREF ha hecho sus estimaciones a futuro a partir de un escenario base, en el que la economía española evoluciona hasta 2018 según los supuestos del Programa de Estabilidad y con un crecimiento nominal del 3,3% en años sucesivos. De hecho, Escrivá ha asegurado que el reto de bajar la deuda al 60% podría demorarse hasta 2036 o incluso 2041 si el escenario macroeconómico es menos favorable.

Además, ha avisado de que la situación de los subsectores será muy diferente, puesto que las corporaciones locales ya están en línea con el objetivo que marca la ley, mientras que el resto tardará algunos años en alcanzarlo. "Hay que prestar especial atención a los sectores con problemas más evidentes, como son la Seguridad Social y las Comunidades Autónomas con mayores desviaciones respecto al objetivo", ha manifestado.

Así, la Administración Central y los fondos de la Seguridad Social no llegarán a este punto hasta 2028 y habrá que esperar diez años más para que ocurra lo mismo en las comunidades autónomas. De hecho, dentro de este subsector también hay una elevada heterogeneidad.

Según Escrivá, si se adopta una visión a medio plazo, es previsible que el saldo fiscal se corrija parcialmente en los próximos años por el efecto favorable del ciclo económico, aunque sin nuevas medidas de política fiscal será difícil cerrar el déficit estructural que existe entre gastos e ingresos públicos, de unos 2,5 puntos, según la AIReF.

En este contexto, el presidente del organismo fiscalizador ha considerado "fundamental" que la sostenibilidad de las fianzas públicas sea una de las anclas de la política económica, puesto que aún no está suficientemente asentada y subsiste un problema de credibilidad por su materialización.

Plan presupuestario "realista"

Para solventar este problema de credibilidad, ha resaltado la importancia de contar con un plan presupuestario a medio plazo "realista y creíble" para cerrar la brecha fiscal estructural. Además, hay que prestar especial dedicación a los sectores con problemas más evidentes, como la Seguridad Social y las comunidades.

Igualmente, hay que seguir avanzando en el reforzamiento del marco de sostenibilidad de las finanzas públicas con el refuerzo del marco normativo, la mejora de la transparencia, la orientación a medio plazo de la política fiscal y la consolidación de la Autoridad Fiscal.