El Banco de México pide ajustes en las finanzas públicas

La entidad observa volatilidad en el panorama económico y demanda cambios para la petrolera estatal, Pemex

El Banco de México ve un panorama difícil para la economía mexicana durante los próximos meses. La entidad ha pedido en su anuncio mensual de política monetaria que el Estado haga ajustes a las finanzas públicas para sortear la volatilidad de la economía mundial. El banco central mexicano ha puesto particular énfasis en Petróleos Mexicanos (Pemex), la petrolera estatal, y el impacto que la caída del precio del barril de crudo está teniendo en sus finanzas.

“Es necesario llevar a cabo los ajustes requeridos en las finanzas públicas, incluyendo a Pemex, para absorber el choque a los ingresos públicos que ha representado la caída y el deterioro de las perspectivas del precio del petróleo; modificar la postura de política monetaria al ritmo que sea pertinente, y continuar implementando adecuadamente las reformas estructurales, en particular en el sector de hidrocarburos”, ha señalado el Banco de México en un comunicado.

El Banco de México estima que el desbalance entre la oferta y la demanda de crudo en el mundo puede prolongarse hasta afectar las finanzas del Estado mexicano

La entidad, dirigida por el economista Agustín Carstens, ha explicado que los cambios en Pemex serán cruciales para una economía que todavía depende en buena parte de los ingresos petroleros. El Banco de México estima que el desbalance entre la oferta y la demanda de crudo en el mundo puede prolongarse hasta afectar las finanzas del Estado mexicano. Pemex vivió durante 2015 uno de sus peores años con la caída de la producción y pérdidas por más de 20.000 millones de dólares. Su director, Emilio Lozoya, comparecerá el próximo jueves ante el Congreso para explicar la situación actual de la empresa.

El banco central de México también ha anunciado que la inflación en 2015 cerró en un mínimo histórico de 2,13%, debido, principalmente, a la reducción de los precios de los insumos de la energía y las telecomunicaciones. Sin embargo, pronosticó que para 2016 el indicador podría situarse en el 3%. El Banco de México además ha decidido conservar la tasa de interés en 3,25% siguiendo los pasos de la Reserva Federal de Estados Unidos que tampoco alzó los tipos de interés por la volatilidad de los mercados en las últimas semanas.

Entre las reflexiones del Banco de México está la alerta de que los países emergentes siguen con un crecimiento débil que está afectando a sus monedas. El peso mexicano sufrió en el último mes una importante depreciación y el banco central ha luchado, a través de la subasta de dólares, para conservar su estabilidad. Agustín Carstens señalaba en enero, en una reunión de banqueros, que México está a punto de enfrentarse a un “choque severo” y que los políticos deben prepararse para tomar las medidas de ajuste necesarias.

El Banco Mundial sugiere optimizar el gasto en México

El Banco Mundial ha apuntado que México y Latinoamérica deben ajustar su gasto en función del entorno económico. Jorge Familiar, vicepresidente para América Latina y el Caribe de la organización, señaló que el Gobierno mexicano debe llevar los recursos a aquellas áreas de la economía que generen mayor crecimiento al país.

“Los ajustes son por lo general complejos y dolorosos, pero sientan las bases para un crecimiento sostenido con inclusión hacia delante, y en ese sentido la región y México están siendo muy prudentes en proteger a los más vulnerables”, ha mencionado en un acto del Banco Mundial.

Familiar ha reconocido que los ajustes emprendidos por México en los últimos meses han sido prudentes respecto a la volatilidad en la economía mundial y su efecto de largo plazo.